12 de noviembre de 2014 / 03:18 p.m.

México.- De lejos podría parecer un juguete para distraerse en la oficina, como las bolas de metal que se columpian o los giroscopios, pero ya de cerca y viendo el video de presentación se puede apreciar una pequeña muestra de gran innovación: Una impresora 3D súper compacta con módulos intercambiables para tener en casa un pequeño laboratorio de prototipos.

Flux es una empresa que inició con kickstarter y ya puso en pre-venta su prototipo de impresora 3D, pero no conformes con hacer la impresora 3D más compacta del mercado, la diseñaron para tener módulos intercambiables que la transforman en un scanner 3D, una grabadora láser, una impresora para cerámica y repostería o mil cosas más que la gente de Flux todavía no ha diseñado o  cualquier otra persona, porque Flux ya tiene un SDK (Starter Design Kit) para que otros innovadores inventen módulos nuevos para la impresora.

Flux dice que el kit completo se arma en 20 minutos y que todo el aparato se puede controlar a través de un Smartphone. Es difícil creer que algo tan complejo pueda venir en un paquete tan pequeño, pero es todavía más complicado ver el video de Flux y no sonreír de inmediato, porque es un gadget impresionante.

Los precios de la pre-venta empiezan con una aportación al proyecto entre 499 y 599 dólares para los modelos básicos, que se entregaran en junio. Si quieres una en mayo y con un módulo de grabado láser hay que comprometerse con 899 dólares.

FOTO: YouTube

Mateo Aguilar Mastretta