8 de abril de 2013 / 08:08 p.m.

Monterrey • Con la firma de un convenio de colaboración, los Poderes Judicial y Ejecutivo formalizaron la operación del Tribunal de Adicciones, adicionando además un nuevo juzgado para este procedimiento.

Esta figura permite a quienes hayan cometido un delito de bajo impacto conmutar su pena por tratamiento de rehabilitación, para de este modo acabar de fondo con los problemas que les llevaron en primera instancia a cometer faltas a la ley.

Denominado Justicia Terapéutica, este proyecto ha atendido a 118 infractores, 32 de los cuales causaron baja, 35 ya se graduaron y el resto se encuentra en proceso.

"La gente sí puede cambiar, de que sí podemos reinsertarla, de que sí podemos darles una oportunidad adecuada, profesional, clínica en este caso, que les permita enderezar su vida y recuperar a su familia, recuperarse asimismo", dijo el mandatario estatal en su turno a la palabra.

Sobre los beneficios del programa, la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Graciela Buchanan, dio a conocer que se han desarrollado 4 mil 10 audiencias de revisión de cumplimiento de obligaciones.

Dijo que de las personas graduadas bajo este tratamiento acumularon hasta su egreso, un total de 17 mil 94 días sin consumo de ninguna sustancia adictiva, con un promedio de 551.41 días por participante.

Hasta el momento 154 pacientes se han evaluado para entrar al programa, pero sólo 118 fueron aceptados, de los cuales 51 están en diferentes etapas del proceso de rehabilitación.

El Tribunal de Adicciones es un modelo único en el país, y según el Comisionado Nacional Contra las Adicciones, Fernando Cano Valle, este podría llevarse pronto a otras entidades, empezando por el Distrito Federal.

"El día de mañana yo informaré a la doctora Mercedes Juan López para que a su vez en las áreas de Gobernación con las cuales estamos interactuando intensamente, podamos mostrar la importancia del ejemplo que ha dado Nuevo León en esta nueva experiencia", apuntó el funcionario federal.

Aunque con esta medida se pretende evitar la reincidencia delictiva y la recaída en el consumo de las sustancias que les producen adicción, el porcentaje de quienes regresan al consumo es del 40 por ciento.

En Nuevo León hay tres tribunales para el tratamiento de adicciones, el primero de ellos fue el de preparación penal del segundo distrito judicial, en Guadalupe y posteriormente incorporaron el de preparación penal del cuarto distrito judicial con residencia en San Pedro Garza García; y el Tribunal para Tratamiento de Adicciones en Monterrey, a cargo de los jueces de control del nuevo sistema penal acusatorio.

DANIELA MENDOZA LUNA