11 de abril de 2013 / 11:55 p.m.

Oaxaca • Un conglomerados de 40 organizaciones, algunas que participaron en 2006 en la estructura de la desaparecida Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, construirán el Frente Único de Organizaciones en Resistencia en Contra de la Reforma Educativa federal convocado por la sección 22 adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

La fundación de la nueva organización está prevista para el 27 de abril cuando se realice una magna asamblea a la que han confirmado sus asistencia un gran número de colectivos, entre ellos, el Frente Popular Revolucionario, el Consejo Indígena Popular Ricardo Flores Magón, además de las organizaciones en resistencia contra los megaproyectos entre ellos corredor eólico de la región del Istmo de Tehuantepec, el grupo Vocal y hasta el Movimiento de Unificación de Lucha Triqui.

Pedro García y Florentino López Martínez voceros del Frente Popular Revolucionario y ex consejeros appistas, aceptaron que el nuevo bloqueo de fuerzas busca fortalecer la capacidad de organización y movilización del magisterio oaxaqueño que se prepara para una gran jornada de protestas en la Ciudad de México en contra no solo de la reforma educativa, también la laboral y otras que afectan y lesionan a las clases populares.

“El 27 abril hay un foro convocado por la asamblea estatal del magisterio donde se está lanzando un llamado a los grupos y organizaciones que en el 2006 conformaron la APPO a que se aglutinen para construir un espacio unitario que permita sumar el mayor numero de voces en contra de la política privatizadora del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto”.

Los activistas, precisaron que en Oaxaca hay organizaciones que están inconformes no solo por la reforma educativa federal, sino por la laboral y las que se pretenden hacer en materia energética y de comunicaciones.

Los inconformes piden que se respete el territorio y los recursos naturales, están en contra de las concesiones mineras, colocaron el caso del conflicto de San José “El Progreso”, donde opera una manufacturera canadiense que explota la plata, también repudiaron los proyectos de energía eólica y exigieron la cancelación de los permisos del proyecto de la Barra de Santa Teresa por parte de la española Mareña Renovable.

Piden apertura y menos hostigamiento en contra de la operación de radios comunitarias, y exigen la aparición con vida de los desaparecidos, entre ellos los eperristas Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Cruz, además del castigo a los responsables de desapariciones forzadas y detenciones arbitrarias cometidas durante el conflicto social de 20006.

También han anunciado su adhesión a este movimiento los grupos en contra de la represión el terrorismo de estado.

Pedro García y Florentino López, precisaron que muchos de los activistas que participaron en la gesta popular en contra del régimen priista, tras la revuelta social ocurrida hace 6 años, están más maduros, cuenta con mayor trabajo en las comunidades y están preparados para hacerle frente al nuevo proceso autoritario priista de imponer a costa de la fuerza y la represión una política neoliberal que solo genera pobreza y marginación.

Evidenciaron que en Oaxaca esta el antecedente del primer levantamiento popular del siglo XXI, “hoy se está mejorando, conducción de mejor manera el movimiento, corrigiendo los errores del pasado y concientizando a los pueblos y comunidades en la nueva lucha que habremos de encabezar”, coincidieron.

“La APPO es el antecedente, y Guerrero ha emulado este esquema de organización”, abundo al anunciar que primera habrá un gran periodo de consulta, para conformar una gran fuerza social y después iniciar la lucha de la movilización, mismo que se tendrá que desarrollar en la Ciudad de México, donde están instalados los poderes de la unión.

OSCAR RODRÍGUEZ