— REDACCIÓN
4 de septiembre de 2013 / 01:37 p.m.

 Una sesión plenaria y otra de comisiones bastaron para que el PRI perdiera su poder sobre las cuentas públicas de Rodrigo Medina, las contrataciones y el análisis del presupuesto.