20 de junio de 2013 / 02:23 p.m.

Monterrey • Los resultados de la auditoría realizada a la Comisión Estatal Electoral dividió a sus integrantes, pues mientras algunos los han minimizado, otros analizan sanciones administrativas e incluso de carácter penal.

La molestia causada en algunos comisionados por la decisión del presidente de la Comisión Estatal Electoral (CEE), Luis Daniel López Ruiz, de no entregarles el estudio completo, comienza a crispar el ánimo al interior del organismo.

Los comisionados Manuel Gerardo Ayala Garza, Miriam Hinojosa Dieck y Gilberto de Hoyos prepararán un dictamen para sancionar a los empleados involucrados en irregularidades.

Ayala Garza advirtió que para esto se procederá desde la Comisión del Servicio Profesional, que él preside.

El comisionado explicó que su comisión es la que cuenta con facultades para emitir una sanción hacia el interior, o en su caso, promover un dictamen para que el Pleno del organismo lo haga, sin embargo, aún no se ha hecho debido a que el presidente quiere de nuevo entrevistar al personal señalado por la auditoría.

"“Los auditores se habían entrevistado con las áreas para preguntarles sobre sus circunstancias y las observaciones, entonces yo les preguntaba, ¿por qué vamos a juntarnos a perder el tiempo? ¡No!, vamos a tomar el dictamen de los auditores y nosotros ponernos a sancionar a quien corresponda.

“"Somos los que de acuerdo con los análisis debemos en su momento fincar las responsabilidades o preparar un dictamen para los efectos de que el Pleno de la Comisión, en una sesión ordinaria o extraordinaria, pues proceda a sancionar a quien le corresponda sancionar"”, agregó.

Ayala Garza señaló que perciben una intención del presidente Luis Daniel López, como de otros comisionados, de apostar por el “"olvido"” y que las irregularidades queden sin sanción.

“"Yo siento que hay un ánimo de proteger a cierta parte de la estructura; qué es lo que los anima, qué es lo que los empuja… eso sí yo lo desconozco, lo que sí veo claro es a proteger esa parte de la estructura que ha cometido este tipo de anomalías… Hay resistencia, parece que ellos le quieren apostar al olvido”, aseguró.

Ante esta situación, el comisionado de la CEE advirtió que de continuar la negativa a hacer pública la auditoría y de sancionar a los involucrados, recurrirán a una denuncia penal que tienen preparada desde hace algunos meses.

“"Si la actitud sigue siendo ésta, nosotros habremos de tomar otro tipo de medidas; nosotros ya tuvimos en su momento, tanto la maestra Miriam, como el licenciado Gilberto de Hoyos y un servidor, tenemos preparada desde hace buen rato la denuncia, lo que queremos es despertar la conciencia de los comisionados"”.

Además señaló que incluso el Congreso del Estado podría intervenir en el caso, no sólo desde un análisis de la Auditoría Superior del Estado, sino sancionando a los mismos comisionados de la CEE en caso de estar involucrados también en las irregularidades.

“"Nosotros apreciamos que no hay la voluntad en los comisionados y aquí, si nosotros como comisionados cometemos alguna situación que merezca castigo, que merezca una sanción por parte del Congreso, pues yo creo que lo que debe hacer el Congreso es proceder pero para los comisionados ciudadanos, para la estructura somos nosotros los que debemos sancionar"”.

El pasado lunes Daniel López Ruiz, Presidente de la CEE, expuso que la auditoría fue realizada por la firma Pricewaterhouse Coopers, desde mediados de enero hasta este 17 de junio, analizando el periodo del 1 de enero del año 2011 al 31 de julio del 2012, encontrando algunas irregularidades, cuyo detalle no ha sido revelado.

REYNALDO OCHOA