8 de agosto de 2013 / 09:17 p.m.

Luego de casi una semana en silencio, finalmente el Puebla de La Franja decidió hablar de lo que será su próximo compromiso en Liga ante los Tiburones Rojos del Veracruz, cotejo que para los Camoteros es la oportunidad de terminar con el ayuno de triunfos, pensando que se está a tiempo para componer el camino, según lo declaró el volante blanquiazul, Alberto "El Venado" Medina.

"Aquí en casa sí, ya tenemos que ganar, un triunfo ahora nos daría mucha confianza, después de empatar tres partidos y una derrota, no ayuda a nada, si hubiéramos ganado quizás estaríamos ahí, estamos muy a tiempo de poder revertir todo esto, creo que tampoco hay que hacer mucho escándalo de que estamos mal, para nada, un triunfo aquí en casa el domingo nos pone otra vez en la pelea, tenemos que tener mucha confianza en nosotros, no caer en desesperación, sabemos que urge el triunfo aquí en casa y lo vamos a tratar de conseguir el domingo".

El ex seleccionado nacional resaltó que en caso de no lograr su cometido, mantendrán una buena actitud, pues lo único que a ellos dejará como enseñanza es que deben seguir esforzándose para pronto alcanzar la meta, sin querer emitir un comentario certero al cuestionarle sobre la posibilidad que existe de que el técnico sea cesado si es que no suman de a tres.

"Eso solamente lo sabe la directiva, qué estará pasando por la mente de ellos, a nosotros lo que nos queda es trabajar el partido del domingo, hacerlo bien, tratar de ganarlo, y si no es así, ya la directiva determinará qué pasa en el equipo, nuestro trabajo es demostrar dentro de la cancha, hacer bien las cosas y ya después ellos tienen la decisión".

Del rival en turno, "El Venado" dijo que pese al buen momento que viven los escualos, con la racha goleadora de su delantero, Ángel Reyna, Puebla no puede hacerse menos y deberá imponer condiciones por el simple hecho de jugar en casa, a sabiendas de que la afición podría estar dividida, gracias al arrastre de seguidores que los jarochos tienen en la entidad angelopolitana.