20 de octubre de 2013 / 07:56 p.m.

Atlas sigue sin conocer lo que es la victoria en el certamen, y en esta ocasión, el Puebla de La Franja se encargó de contribuir a la estadística negativa de los Rojinegros, al imponerse por 2 goles a 0 la tarde de domingo en la cancha del Cuauhtémoc en el festejo de la Jornada 14 del Apertura 2013.

Duelo al que ambos conjuntos salieron con la intención de estudiar sus movimientos, siendo los locales los que pronto encontraron la vía para inquietar al enemigo, gracias a la habilidad del argentino, Matías Alustiza, que alertó a los contrarios de las verdaderas intenciones de los Camoteros.

Irónicamente, el primer tanto de los poblanos, fue consecuencia de una acción ofensiva del Atlas, que tras tiro de esquina en el que la valentía de Jorge Villalpando robó el grito de gol a Omar Bravo, encontró en el rebote la oportunidad de generar el contragolpe que culminó con el esférico en los botines del uruguayo, Carlos Sánchez, que de frente al marco, sacó disparo que para el guardavallas, Miguel Pinto, fue imposible de detener, decretando así el 1 por 0 favorable a los de La Franja al 17 de acción.

Pese al desaguisado, los tapatíos no alcanzaron a reaccionar, y por el contrario, dejó que el Puebla creciera en confianza al grado de que tuvo sendas oportunidades de incrementar su cuota, donde en el recuerdo queda el cañonazo de Alfredo Moreno, mismo que Pinto desvió para mantener el tanteador.

Previo al descanso, los blanquiazules tuvieron una más, en la que el desborde por izquierda de Luis Miguel Noriega, culminó con servicio al área que Carlos Sánchez no alcanzó, finiquitando así los primeros cuarenta y cinco minutos, que fueron un adelanto de lo que habría de verse en el complemento.

Ya en la segunda mitad, Atlas quiso emparejar pero todo quedó en buenas intenciones, luego de que fueron los angelopolitanos los que cuajaron el segundo tanto de la tarde, gracias a un nuevo contragolpe, que de inicio, Matías Alustiza estrelló en la humanidad del portero, que en su rechace, favoreció a la llegada de Carlos Sánchez, que cedió a Luis Noriega, quien la colocó lejos del alcance del cancerbero para coronar el 2 por 0.

La Franja a nada estuvo de un tercer tanto, luego de que el propio Alustiza condujo el esférico a velocidad, que en su disparo, lo puso centímetros fuera del arco, para así sentenciar por anticipado la suerte de los tapatíos, que tuvieron una sola sin consecuencia, luego de que Arturo González la puso en el travesaño y Matías Vuoso en el rebote la rozó en el poste.

Puebla, que llega a 18 puntos, sigue adelante en su afán de salvar al club de la quema porcentual, con una mínima posibilidad en lo matemático de pelear liguilla, que en voz de sus protagonistas, no es la prioridad.

Édgar González