9 de octubre de 2013 / 11:31 p.m.

Ante la pausa obligada en la Liga con motivo de las eliminatorias mundialistas, el Puebla de La Franja sostendrá partido de corte amistoso este viernes en contra de los Alebrijes de Oaxaca de la división de ascenso del futbol mexicano, cotejo que deberá servir para mantener el ritmo de competencia en los blanquiazules y así corregir los errores cometidos, según declaró el timonel de los Camoteros, Rubén Omar Romano.

"No perder ritmo, que el equipo vaya entendiendo cada vez más que lo que nos pasó el otro día no nos puede pasar, cositas que vamos a ir mejorando, todos los días se mejora, no hay un día que no trate de mejorar cosas que se están cometiendo, errores que hay que mejorarlos".

En su tercer día de labores, primero a puerta abierta para los medios, el timonel Camotero reveló que no fue sino hasta este miércoles cuando se charló con el grupo sobre lo sucedido en la aduana anterior frente al León, ello con la intención de analizar fríamente la situación y no entrar así en polémicas o discusiones propias de la calentura del cotejo.

"Lo hablamos hoy, esperamos tres días para hacer una charla, a veces uno sale molesto por lo que pasó, en caliente uno no puede hablar, tiene que esperar a tranquilizarse un poco y hablar, analizar bien las cosas, hablamos claro con ellos, creo que han entendido perfectamente bien lo que pasó, lo que no debemos hacer, lo que no nos puede pasar de aquí a que termine el torneo, cerrar filas y pensar ya en la final que viene, que es igual de importante que la de Atlante".

Romano admitió que en ocasiones da la impresión de que las limitantes, que han impedido a su equipo sumar una mayor cantidad de puntos en lo que va del certamen, pasan más por lo mental que realmente por lo futbolístico, de ahí que deba trabajar mucho en el aspecto psicológico para pronto alcanzar su cometido.

Edgar González