27 de noviembre de 2013 / 05:13 a.m.

Frank Treviño no es ningún novato, a pesar de que apenas se encamina a su debut dentro de la UFC ya tiene una marca de 11 victorias sin derrota dentro de las artes marciales mixtas.

El nacido en Reynosa, Tamaulipas firmó con la promotora más grande del mundo apenas hace unos días y está dentro de los planes en caso de que en abril de 2014 se confirme la primera función en la ciudad de México pero tiene el cartel de estrella en el sur de Texas.

Después de pelear en funciones locales combatió el pasado 15 de noviembre en Legacy Fights, promotora tejana que se está convirtiendo en plataforma para el UFC. Treviño venció por decisión a Lester Batres pero su desempeño fue convincente para los matchmakers.

"Mi manejador se contacto con Joe Silva y le mostró mi última pelea de Legacy y le dijo que la viera para ver que le parecía, a mi entender vio la pelea y le regresó la pelea y le dijo le vamos a dar a Frank una oportunidad y la verdad que no la esperaba", explicó en entrevista con La Afición.

Silva se encarga de reclutar el talento en los pesos grandes para UFC pero la estatura del mexicano (1.77 metros) no los convence para pelear en su división natural, el peso welter o incluso el medio.

"Aquí hay talento en la división donde pelee, en la categoría de UFC hay talento, cualquier peso voy con peleadores de nivel muy alto. Acá tendré que bajar (a peso ligero en 155 libras) para ser más grande que mis rivales, siempre soy más bajito que mis rivales no soy muy alto. Acá podré mostrar más mi poder", agregó.

Francisco Javier Treviño Ibarguen se mudó con su familia a Camargo y más tarde cruzaron el río grande, en Estados Unidos comenzó a practicar muay thai hace ocho años y desde 2007 entró al jiujitsu brasileño donde hoy cuenta con la cinta morada.

A diferencia de otros casos como los de Kelvin Gastelum, quien bajó de 185 a 170 gracias al experto en acondicionamiento Mike Dolce, Treviño tendrá que trabajar con su propio equipo, "Voy a entrenar con Macaco (Jorge Patiño) en Texas. El es quien me ha enseñado bastante es una leyenda en esto y también el tipo de condición que maneja en sus peleas es impresionante, empuja al cuerpo al máximo", aseguró. También alternará su trabajo de striking con su entrenador de Muay Thai Kru Kayan Sitsanthaparn, con quien hace campamento en Mercedes, Texas.

A pesar de que llegará con 32 años de edad a su debut, espera estar mucho tiempo en la compañía, "Mi contrato es de dos años pero yo voy a pelear hasta que diosito me deje, quiero hacer lo más que pueda en este deporte. Yo entreno con Macaco y que tiene más de 40 años y quiero seguir su ejemplo".

El invicto cierra la entrevista con el firme deseo de estar en la primera función en México, "todavía no me la creo que pasó esto, pero estoy bien contento de la oportunidad y poder representar a México. Ojalá que esté en esa función y me daría mucho orgullo pelear en mi tierra, es algo que no se puede explicar en palabras".

CARLOS CONTRERAS LEGASPI