17 de diciembre de 2013 / 06:21 p.m.

Lance Armstrong encabeza en este 2013 la lista negra de atletas estadunidenses que fueron encontrados positivo o se vieron envueltos en sospecha de uso de sustancias prohibidas, superando a deportistas como el pelotero Alex Rodríguez, y los velocistas Tyson Gay y Asafa Powell.

De ícono mundial y héroe de la lucha contra el cáncer, Armstrong pasó a ser el enemigo público número uno, luego de negar, en repetidas ocasiones, su dopaje.

Fue a principios de año que admitió el uso de sustancias para mejorar su rendimiento y ganar los siete títulos del Tour de Francia, que le convirtieron en el 'Tejano de hierro'.

Las revelaciones de Armstrong, durante una entrevista de televisión con Oprah Winfrey, le dieron la vuelta al mundo y sacaron a la luz pública sus trampas dentro del mundo del ciclismo.

Aceptó que la decisión fue de él y, por ende, su error; además, ofreció disculpas por ser un "personaje defectuoso".

Las 5 frases que marcaron a Lance:

1. "Nunca me he dopado, y a diferencia de mis acusadores, en 25 años de carrera no he tenido saltos en mi rendimiento, y he pasado más de 500 pruebas de dopaje sin fallar una".

2. "Estas acusaciones son infundadas, motivadas por el rencor y basadas en testimonios comprados y pagados, con las promesas de anonimato y de inmunidad".

3. "Es imposible ganar siete Tours de Francia si no me hubiese dopado".

4. "Me dopaba por el afán de ganar a cualquier precio".

5. "Solo intentaba perpetuar la historia"... Y vaya que logró ganarse un lugar en la historia del deporte, aunque este no corresponde al de los más populares.

HÉCTOR ORTIZ MATA