28 de junio de 2013 / 01:13 p.m.

México y Villahermosa• La Procuraduría General de la República (PGR) buscó cuadrar la acusación por defraudación fiscal contra el ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, y pidió el embargo de sus bienes.

El Ministerio Público Federal responsabilizó a Granier por un perjuicio al fisco de 2 millones 156 mil 489 pesos con 13 centavos, durante el ejercicio fiscal de 2009. Si Granier paga el monto, libraría ese cargo.

Sin embargo, de última hora solicitó que se actualizara el monto del daño, por multas y recargos (por un millón de pesos más), a petición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La juez quinto de distrito de procesos penales federales en el Reclusorio Preventivo Oriente, Olga Sánchez Contreras, comentó que iba a acordar por separado la petición de la PGR, misma que hará del conocimiento al juez cuarto de distrito con residencia en Villahermosa, Tabasco.

Lo anterior porque fue éste quien libró la orden de aprehensión y quien tiene que determinar si acepta o no la petición para el embargo de bienes.

Ayer el ex mandatario estatal reapareció por segunda ocasión en la rejilla de prácticas; el miércoles lo hizo en el juzgado cuarto de distrito por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por más de 35 millones de pesos.

Lo que quedó claro es que el delito de defraudación fiscal no asciende a casi 70 millones de pesos como aseguró el abogado Eduardo Luengo Creel.

La audiencia comenzó a las 14:15 horas y de inmediato la juez ordenó a Iris Sámano, doctora adscrita a la Unidad de Medicina del citado penal, revisar a Granier, porque el político dijo que se sentía mal. La doctora informó que el tabasqueño entró en crisis por una hipertensión arterial; pese a ello, Granier pidió continuar la audiencia.

El ex mandatario estatal fue informado que la SHCP y la PGR detectaron que durante 2009 obtuvo ingresos, a través de dos cuentas bancarias, por 10 millones 357 mil 979 pesos.

No obstante, el político declaró ante el fisco federal, el 28 de abril de 2010, que solo percibió 2 millones 552 mil 207 pesos en 2009; es decir, omitió 7 millones 805 mil 772 pesos.

Por ese monto, Granier tuvo que haber pagado 2 millones 156 mil 489 pesos con 13 centavos de impuestos.

El ex gobernador se reservó su derecho a declarar y pidió la duplicidad del término para presentar pruebas a su favor; su situación jurídica se definirá el próximo 3 de julio.“Quiero dejar manifiesto que soy inocente, que me siento perseguido político”, declaró el ex gobernador.

Su defensor Eduardo Luengo se opuso a la petición de la PGR, porque dijo que durante el término constitucional que está corriendo no se pueden ofrecer más pruebas, porque su legitimación concluyó al consignarse el expediente. La audiencia concluyó a las 14:54 horas.

A su salida del penal, Luengo Creel mencionó que analizará si pagan los más de 2 millones, pues debe verificar con el contador de Granier si dicho monto fue o liquidado durante ese ejercicio fiscal.

Calificó como una “presión” innecesaria por parte de la PGR intentar actualizar el presunto daño al fisco.

En tanto, el subprocurador de Delitos Federales de la PGR, Renán Zoreda Novelo, rechazó que la dependencia federal haya actuado por motivaciones políticas contra Andrés Granier.Entrevistado antes de su participación en el “Seminario Internacional Contra la Corrupción en la Procuración de Justicia”, indicó que todas las áreas la PGR se ajustan al marco legal. Mencionó que la orden de aprehensión por lavado de dinero que se solicitó está bien fundamentada.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de que si algún funcionario del nivel federal comete actos que están fuera de la ley y estos actos sean comprobables, se pueda llevar a cabo una averiguación previa y una consignación se haga invariablemente, independientemente de otro tipo de influencia”, destacó.

El ex director administrativo de la Secretaría de Salud de Tabasco, Adalberto Vázquez Gómez, compareció ayer y aseguró que era la Secretaría de Finanzas la que manejaba los recursos y no les enviaba las partidas federales que les correspondían. También declaró el ex titular de Salud de Tabasco, Luis Felipe Graham Zapata.

RUBÉN MOSSO Y ANTONIO VILLEGAS