20 de diciembre de 2013 / 10:25 p.m.

Hay veces en las que para proteger a un ser querido tomamos distancia de ellos para no hacerle daño de alguna manera, pero lo que no logramos entender es que precisamente eso es lo que pasa porque poco a poco la relación que había entre los dos se va desgastando hasta tal punto de que ya no quede nada de lo que tenían antes. Elza y Anna son dos hermanas y princesas del reino de Arendelle. La diferencia entre las dos es que la primera posee poderes de convertir en hielo todo lo que toque. Un día los poderes de Elza se salen de control y terminan sometiendo al reino a un invierno permanente por lo que Anna, Kristoff y Olaf (un simpático y tierno hombre de nieve) se embarcan en su búsqueda para ponerle fin a esto. Una queja que ha tenido el público en los últimos años es la presencia de los "star-talent" en el doblaje de las cintas animadas y es que no entienden cómo es que habiendo excelentes actores de doblaje en nuestro país las distribuidoras prefieran contratar a actores o cantantes famosos. Bueno, este no es el caso del filme, el cual está repleto de actores que saben de la materia como: Romina Marroquín, quien dio vida a Giselle en ENCANTADA (Enchanted, 2009), José Gilberto Vilchis (voz de Shun en LOS CABALLEROS DEL ZODIACO) y David Filio. Sí acaso la única a la que podríamos llamar "star-talent" es a Carmen Sarahí, ex-participante de un famoso reality show, pero que igual hace un muy buen trabajo. El guión del filme se basa en el cuento infantil de LA REINA DE LAS NIEVES. Éste explora a fondo la complicada relación de hermanas entre Anna y Elza (las escenas de su infancia son de lo mejor de la cinta) por lo que es posible que varias personas se identifiquen con ellas. Por otro parte, la película cuenta con unos muy divertidos personajes secundarios: un muñeco de nieve de nombre Olaf y Sven, un reno que recuerda mucho a Maximus de ENREDADOS (Tangled, 2010). Hay algo que vale la pena mencionar y es que el filme es un 80% musical, así que sí ustedes no son muy afectos a este género les aconsejo que piensen dos veces antes de verla. ¡Ah! Pero eso sí, los números musicales son estupendos. Destacan los temas de "¿Y sí hacemos un muñeco?" y "Libre soy". En cuanto a la animación se refiere ésta es excelente. Sobresalen las escenas en las que Elza hace uso de sus poderes, los paisajes cubiertos de nieve y las secuencias que transcurren en el Palacio de Hielo. Con FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA, Disney comprueba una vez más que es capaz de crear historias divertidas y conmovedoras que pueden ser del agrado de todo tipo de público.

CALIFICACIÓN: 8/10

Síganme en Twitter: @MauriMorales93