31 de marzo de 2013 / 06:40 p.m.

Xalapa • Los pasajeros heridos del accidente ocurrido anoche en la carretera Xalapa-Naolinco se encuentran fuera de peligro, manifestó el gobernador Javier Duarte de Ochoa quien acudió al Hospital Civil "Dr. Luis F. Nachón" a conocer el estado de los mismos.

La mayoría de los heridos presentan fracturas múltiples y algunos golpes que no ponen en riesgo su vida y entre los 11 hospitalizados hay dos menores de edad.

En el caso de los 12 fallecidos, el DIF Estatal absorberá los gastos funerarios y apoyará a las familias de las víctimas que se encuentran en proceso de identificación.

Duarte de Ochoa apuntó que el percance no se debió al estado de la carretera, sino que se trata de un lamentable accidente derivado de las condiciones difíciles de visibilidad que prevalecía en la zona y de que el conductor de la camioneta de redilas invadió el carril del autobús de pasajeros que cayó al desfiladero.

En el Hospital Civil se encuentran internados una niña y tres adultos, el resto de los lesionados que ameritaron hospitalización, son atendidos en el Centro de Especialidades Médica y hospitales del IMSS e ISSSTE.

Como se informó oportunamente la noche del sábado el autobús de pasajeros de la línea Autotransportes Banderilla ATB número económico 221, placas de circulación 497RK5 del Servicio Público Federal, cayó a un barranco de aproximadamente 150 metros de profundidad, a solo 100 metros de la entrada al Municipio de Tonayán; en el percance fallecieron 12 personas y hay otras resultaron14 heridas.

El autobús había salido del municipio de Misantla con destino a Xalapa, pero poco antes de llegar a Tonayán por la densa niebla y escasa visibilidad chocó contra una camioneta azul de redilas y se desbarrancó, quedando la unidad destrozada y con las llantas hacia arriba.

ISABEL ZAMUDIO