1 de octubre de 2013 / 12:41 a.m.

Las malas noticias no dejan de rondar a Mark Sánchez desde hace un buen tiempo, esta vez, con la cirugía que se someterá lo pondrá fuera toda la campaña.

Ian Rapoport de NFL Media Insider reportó que el mariscal de los Jets Mark Sánchez ha decidido someterse a una cirugía que terminará con su temporada por el desgarre en el labro. Sánchez enfrenta una recuperación de 4 a 6 meses, de acuerdo con una persona informada en el proceso de rehabilitación.

En un sentido, Sánchez le está haciendo un favor a los Jets. No tiene ningún futuro con el equipo, y un potencial regreso esta temporada solo provocaría distracciones. Por otro lado, los Jets marcaron a Sánchez para regresar cuando lo pusieron en la lista de lesionados/reservas. Cada equipo de la NFL puede usar esa etiqueta una sola vez en la temporada, y los Jets la quemaron con Sánchez.

Alguien en la organización claramente tenía esperanza de que Sánchez juegue esta temporada. (Dudamos que ese alguien sea el gerente general John Idzik) A pesar del inconstante juego de Geno Smith, el novato ha mostrado potencial en sus primeras cuatro actuaciones. Los Jets necesitan usar a Smith y aceptar la montaña rusa. Es mejor que lo que Sánchez les dio la temporada pasada, cuando su flecha simplemente apuntaba al suelo.

Sánchez, quien tiene dos años pendientes en su contrato, seguramente será liberado al final de la temporada. El momento en el que llega la cirugía debería de permitirle a Sánchez estar completamente saludable para el periodo de agencia libre del 2014. Seguramente algún equipo le dará a Sánchez una oportunidad como respaldo, pero sus días de competir por un puesto titular han terminado.

REDACCIÓN CON INFORMACIÓN DE LA NFL