19 de abril de 2013 / 02:31 a.m.

 

El Estadio Corona será uno de los puntos de la ciudad más resguardados este viernes por la noche durante el partido entre Santos Laguna y Rayados de Monterrey. Al rededor de 300 elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, resguardarán el escenario, así mismo, se tendrá presencia de policías Federal y Estatal, apoyados también con personal castrense.

Así lo indicó ayer en entrevista el titular de la DSPM, el Teniente Adelaido Flores, quien precisó que en este tipo de eventos deportivos masivos, ya se tiene amplia experiencia, así mismo cada que se disputan partidos ante equipos regios, la seguridad se incrementa, tratando de que no haya roces ante los grupos de animación locales.

"Es un equipo al cual ya le tenemos experiencia, enfrentará al equipo local en la liga el fin de semana y después en la Concachampions, se vuelven a topar en un encuentro de futbol, esa debe ser la palabra, la rivalidad es en la cancha y de manera deportiva, nada tiene que hacer los grupos de animación con la ciudadanía, no queremos que se enfrasquen en situaciones que ya hemos visto en otros estadios que no han dado ningún resultado positivo", señaló el titular de la Policía de Torreón en entrevista para La afición.

Explicó que ya se tiene un esquema bien realizado en cada partido de estas características. "Nosotros tenemos destinado un esquema que ha dado reasultados en partidos nacionales e internacionales y de este tipo y talla, hasta el momento hemos tenido buenos resultados y esperemos que el resultado sea también positivo para el equipo Santos y para la cuidad de Torreón; el llamado es también a la ciudadanía a que lleguen a tiempo y respetarnos entre nosotros y con la porra que nos visita de Monterrey, de tal manera que esto se salga de control y llegue a mayores".

Informó que por parte de la DSPM, serán 300 los elementos que apoyarán en la seguridad dentro y fuera del estadio Corona, así mismo en las cercanías, habrá presencia estatal, federal y militar, por lo que la cifra de activos podría llegar a los 500 entre todas las corporaciones.

"Tenemos a 300 elementos para el orden interno del estadio, incluyendo vigilancia de estacionamientos, la entrada, la salida y el control de la vialidad, esto es a cargo de la Policía Municipal, hay otros sectores a cargo de la Policía Estatal, hay efectivos que cubren accesos desde el Puente del Campesino por todo lo que es la antigua carretera a San Pedro, luego por el Paso del Águila hasta Escuadrón 201 y toda la autopista a San Pedro, la parte sur del estadio le corresponde a la Federal y la norte también hay un retén militar", declaró.

En el pasado reciente, se tuvo un incidente con una porra local, la cual fue desalojada luego del mal comportamiento de uno de sus integrantes, a lo que el Teniente respondió que se les respetará y cuidará, siempre y cuando no alteren el orden público.

"Para este aspecto ya se tuvo contacto con los grupos de animación de Santos, con los líderes de cada una de las porras, se comprometieron junto con la directiva, se llegó al acuerdo de que tendrán buen comportamiento, no se va a permitir que porque están en bola, van a surgir acontecimientos que alteren el orden, eso es precisamente lo que originó la vez anterior, que fueran sacados del estadio, de alguna manera sin trastocar sus derechos, ellos fueron solidarios, como tenía que salirse uno, decidieron salirse todos", dijo.

Añadió que el papel de las porras es sólo uno, el apoyar a su equipo, y el de la policía, salvaguardar el orden. "Es en estos momentos cuando las porras de Santos deben apoyar al equipo, están para eso, ese es su papel y nosotros también estamos para cuidarlos a ellos siempre y cuando tengan buena conducta y que se dediquen a lo suyo".

Explicó que las porras que vendrán de Monterrey, serán en todo momento resguardadas desde su ingreso al Estado de Coahuila. Dejó en claro que aficionado regio sin boleto, se quedará afuera.

"La Policía Federal toma a las porras desde Ramos Arizpe, desde ahí los escoltan, luego pasa a la Policía del Estado y ellos a su vez, nos entrega a la porra a la entrada al municipio y nosotros como tal, los llevamos a un lugar para su revisión, nos cercioramos de que todos tengan boleto en mano y que estén en un estado conveniente, luego se les retiene en el estadio hasta que estemos seguros que no hay condiciones adversas, que vayan a tener roces con alguna porra de Santos, salen del estadio y es el mismo procedimiento, a la salida del municipio, se entrega a las porras a la Policía Estatal", concluyó.

Carlos Hernández