22 de julio de 2013 / 01:00 p.m.

Fuerza Civil aún no está preparada para la salida de los marinos de Nuevo León.

Son casi 11 mil elementos los que le faltarían reclutar a la corporación estatal para cubrir el territorio y las actividades que hacen las fuerzas navales, en conjunto con el Ejército, reconoció el secretario de Seguridad, el general Alfredo Flores Gómez.

A fin de este año, dijo, se habrán capacitado a unos 4 mil elementos, de cerca de 15 mil que se requerirían para que elapoyo de la Marina pudiera retirarse del estado sin afectar a la seguridad, tanto de municipios del área metropolitana como los de la zona rural.

""Ahorita el número de elementos de Fuerza Civil no es suficiente para cubrir todo el estado todavía"", reconoció Flores Gómez.

""Cuánta gente necesito, pues una vez que se cumplan lo que nos marca inclusive la ONU, estamos hablando de 15 mil policías de Fuerza Civil, vamos en 4 mil para este fin de año, pues entonces calcúlele usted"".

Por una presunta petición del gobernador Rodrigo Medina, el Gobierno Federal podría retirar a la Marina de Nuevo León a finales de julio, según lo han afirmado diferentes fuentes.

Ante esto, diputados y alcaldes han solicitado al presidente Enrique Peña Nieto que permanezcan los elementos para apoyo en la seguridad del estado.

Tras desmentir la petición del Ejecutivo estatal, el jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene, señaló que de ser necesario se le haría la solicitud al Gobierno Federal para la permanencia de los marinos.

Flores Gómez añadió que la intención es que Fuerza Civil tome el lugar tanto del Ejército, como de la Marina, sin embargo, aún no se considera posible.

""En su momento allá va, es decir el volver a la realidad es que las fuerzas armadas regresen a sus cuarteles, en qué momento, pues cuando se considere que ya es posible eso"".

El secretario explicó que para completar los elementos reclutados, se necesitaría también más presupuesto, pues actualmente se invierten en un año hasta 500 mil pesos por cada uniformado de la corporación estatal.

 — NADIA VENEGAS