4 de febrero de 2013 / 01:44 p.m.

Monterrey.- Surgida en junio de 2011, cuando la guerra del narcotráfico estaba en su punto más álgido, la nueva Policía de Nuevo León, bautizada como Fuerza Civil, tiene desde sus inicios una mística militar, con depliegues y patrullajes al estilo de la milicia mexicana.

Poco antes de que la nueva Policía iniciara operaciones, el vocero del estado, Jorge Domene Zambrano, dijo que el cuerpo policiaco buscaba evitar la filtración del crimen organizado y, literalmente, empezar de cero para ganarse la confianza de la ciudadanía.

El nuevo cuerpo de seguridad dio fin a toda una época en la que los policías recibían muy bajos salarios, al empezar a pagar alrededor de 14 mil pesos el sueldo para los elementos operativos.

De acuerdo con la información oficial de aquel entonces, el estado incluyó en la Fuerza Civil a unos 260 militares que formaban las fuerzas federales de apoyo en la Secretaría de Seguridad Pública.

Desde que inició operaciones, los nuevos elementos policiacos patrullan la ciudad al estilo militar, en convoy de tres vehículos y con elementos armados con fusiles de asalto.

Además, como ocurre con los batallones militares, los elementos contarán con campos policiales.

Los nuevos policías fueron captados además de Nuevo León, en Veracruz, Zacatecas, San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Estado de México y el Distrito Federal.

ALEJANDRO SALAS