18 de junio de 2013 / 02:12 p.m.

En el segundo día de pretemporada el equipo de Tigres tuvo su primer contacto con la playa y obviamente comenzando a sentir el esfuerzo sobre la arena.

A diferencia de otras playas en las que se ha trabajado y donde la arena es más dura, está vez el preparador físico Guillermo Orta pudo aprovecharla con otros ejercicios como las millas y los circuitos.

Al final de la práctica la mayoría de los jugadores reflejaban en su rostro el precio del esfuerzo realizado, sólo algunos de los elementos más jóvenes como Viniegra, pulido y Pacheco podían presumir su resistencia.

Poco más de una hora es lo que cubrió en tiempo el cuadro felino.

Una sesión de gimnasio así como el trabajo técnico táctico complementan el segundo día de trabajo en las playas de Cancún.