12 de julio de 2013 / 05:43 p.m.

 

Personas desconocidas intentaron robar la tubería de bronce que suministra de oxígeno un hospital del IMSS en Cosamaloapan, poniendo el riesgo a 22 pacientes que se encontraban internados y recibían oxígeno.

El doctor Francisco Castro Ortiz, director de la clínica del IMSS número 35 de Cosamaloapan, confirmó que por la madrugada ocurrió “una fuga de oxígeno” en el lugar debido a que los presuntos delincuentes intentaron llevarse la tubería de bronce de los tubos de oxígeno.

Admitió que al liberarse el elemento corrió peligro la vida de pacientes y personal médico y administrativo que estaban en ese momento en el edificio.

""Fue muy grave lo que pasó, porque muchos pacientes estaban recibiendo el oxígeno, y por minutos estuvieron sin el mismo, pero tuvimos que utilizar tanques individuales para seguirle dando la asistencia respiratoria"", precisó Castro Ortiz.

El hecho ocurrió alrededor de las 5 de la mañana de este viernes,""lo que hubo fue un intento de robo de las conexiones de los tubos de oxígeno que son de bronce. Esos tubos están ubicados en la zona posterior del hospital”".

Relató que la rápida acción de los cuerpos de auxilio al interior del nosocomio y la ayuda de Protección civil de Cosamaloapan a cargo de Eva Leal Molina, así como Tránsito del estado, Policía Municipal y Bomberos que de inmediato se pusieron a trabajar para frenar el escape de oxígeno, evitó que la situación terminara en una tragedia.

La fuga ocurrió en la parte posterior de la clínica ubicada en el Bulevar Miguel Alemán donde el centro de salud cuenta con un tanque de gran tamaño de almacenamiento con alrededor de 6 mil litros de oxígeno (1500 galones) de la empresa Praxair, según lo informó Simón Contreras Guillermo, subdirector administrativo, quien inmediatamente se comunicó con la empresa para restaurar el suministro de oxígeno para los 22 pacientes internados en el nosocomio que recibían asistencia respiratoria.

— ISABEL ZAMUDIO