24 de abril de 2013 / 12:31 a.m.

 Puente de Ixtla  • Dos reos de la cárcel distrital ubicada en la parte trasera del Palacio Municipal, se fugaron a plena luz del día con la ayuda de unas pinzas y una cuerda de nylon, y sin que pudieran ser localizados a pesar del operativo montado por la Secretaría de Seguridad Pública, con apoyo de la Policía Federal.

Cerca de las 13.30 horas, los internos Alejandro Alvarado de la Rosa y José Enrique Martínez Lagunas, responsables de delitos como robo y homicidio, cortaron una gruesa protección metálica del área de carpintería, y posteriormente usaron unas pinzas para hacer un hoyo a la malla de metal.

Con una cubeta de plástico, los delincuentes lograron brincar la barda y sujetarse de la cuerda que amarraron a uno de los tubos de la estructura.

Según la información obtenida, los ahora prófugos de la justicia se descolgaron del segundo piso del edificio, con la ayuda de una cuerda de nylon amarillo, lo que les permitió esconderse en una casa contigua al edificio penitenciario, de la cual salieron inmediatamente por la puerta principal, y aún se desconoce si ya eran esperados en algún automóvil.

Alicia Vázquez Luna, secretaria de Seguridad Pública estatal, dijo que tras notificarse la fuga, se implementó un operativo de búsqueda por el municipio de Puente de Ixtla, ubicado a 45 kilómetrosde la ciudad de Cuernavaca, así como en zonas aledañas como carreteras, campos de cultivo y algunos inmuebles, sin que se hayan obtenido resultados positivos, pese a la colaboración de la Policía Federal, que reforzó el número de efectivos desplazados.

La cárcel distrital de este municipio es un centro de reclusión casi informal. Se encuentra al interior del Palacio Municipal del lugar, y para acceder es necesario entrar al edificio público. Hasta antes de la fuga, el número de internos ascendía a 57, entre ellos una sola mujer.

Los reos lograron huir por la parte posterior del edificio, justo donde solo una reja de malla ciclónica separa el inmueble del centro de la calle.

Según las autoridades estatales, hasta el momento solo dos elementos del personal de guardia y custodia fueron llamados para ser "entrevistados"; sin embargo, por la tarde trascendió que otros más serán llamados a comparecer ante el Ministerio Público, con la posibilidad de cambiar sucalidad jurídica de presentados a detenidos.

 — DAVID MONROY