3 de julio de 2013 / 07:40 p.m.

El vicepresidente del Málaga CF, Abdullah Ghubn, aseguró hoy que "el futuro será igual o mejor que hasta ahora", a pesar de las ventas de jugadores, y que se sienten "cómodos con esta situación".

Ghubn, que compareció en una rueda de prensa tras trece meses ausente de Málaga, se refirió al cambio de filosofía impulsado por los responsables de la entidad y recordó que cuando decidieron invertir en él, estaban "convencidos de construir un gran club".

"Éste era el plan, pero las cosas cambian; hay una serie de leyes, normas, la competencia, aunque queremos seguir con ese proyecto, pero adaptándonos a las normativas. Por eso cambiamos de posición", argumentó, además de reconocer que "ha sido duro".

Explicó que el proyecto futuro "va a ser mucho más importante que el pasado previo del club, en el ámbito deportivo y económico", por lo que intentarán "mantener buenas posiciones en la tabla, pero de una forma diferente porque hay que adaptarse a una serie de normas".

También anunció que el Málaga ha llegado a un "principio de acuerdo" con el Mónaco para el traspaso del centrocampista francés Jéremy Toulalan, pero matizó que "no se ha confirmado todavía", y apuntó que "si el jugador quiere volver a Francia, no hay problema".

Sobre el traspaso del delantero Francisco Alarcón, 'Isco', al Real Madrid, el colaborador más cercano del presidente y propietario del club, el jeque catarí Abdullah Althani, admitió que "ha sido una decisión muy dura", pero no tenían "más opciones", si bien insistió en que "el futuro va a ser mejor".

Justificó su ausencia tan prolongada en que "la gente que está trabajando en las oficinas lo está haciendo mejor" que él, "especialmente en los momentos más duros", en los que "hicieron una gestión perfecta y les doy la enhorabuena".

Además de por "motivos personales", indicó que no vino antes porque "había mucha gente intentando atacar al club en estos momentos" y no sabe "qué hubiera hecho". "Decidí apartarme de la situación porque si no, tal vez hubiera estado ahora mismo en la cárcel", manifestó.

Respecto al acuerdo con las instituciones para construir la Ciudad Deportiva y adquirir el estadio de La Rosaleda, Ghubn señaló que están "apostando por esa lealtad con el Ayuntamiento y la Junta", que está "convencido" de que quieren apoyarles.

Ghubn aludió a la sanción impuesta al Málaga de una temporada sin poder participar en competiciones europeas y declaró que "es muy extraño lo ocurrido con la UEFA".

"Algunas veces, en nuestros países, en el pasado, en las bodas disparaban al aire para celebrarlo y, realmente, dicen que cuando disparas al aire la bala hace daño, y a veces teníamos problemas en las bodas porque alguien fallecía. Ahora, la UEFA ha disparado y le ha caído la bala al Málaga, que es el único club elegido específicamente para utilizarlo como ejemplo", criticó.

Sobre unas recientes declaraciones del presidente de la UEFA, Michel Platini, en las que comentó que la sanción se debe a que el Málaga "no pagaba a nadie", subrayó que le "extraña que Platini siga hablando de esto y lo que debería hacer es aplicarlo en su oficina", pues "no tiene la información y los detalles de todos los clubes".

El dirigente malaguista dijo que la sanción es "injusta e ilegal" y que Platini "sólo ha querido enseñar su fuerza con el Málaga".

También alabó al presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, una persona "muy profesional" y a quien "los clubes le tienen que dar su máximo apoyo porque en sus ideas está implementar un sistema perfecto para la Liga".

EFE