23 de febrero de 2014 / 03:04 p.m.

SYDNEY, Australia.-Los jefes de finanzas de las 20 economías más grandes del mundo acordaron el domingo poner en marcha políticas que den un impulso de más de dos billones de dólares al producto interno bruto mundial en los próximos cinco años.

El secretario tesorero australiano Joe Hockey, anfitrión de la reunión del Grupo de los 20 en Sydney, dijo que "no tiene precedentes" el compromiso asumido por los ministros de finanzas y los titulares de los bancos centrales del bloque.

La economía mundial no despega desde la crisis financiera de 2008 y la posterior recesión global.

Los avances para regresar a los niveles de crecimiento económico previos a la crisis se han visto obstaculizados por las políticas de austeridad en Europa, el elevado desempleo en Estados Unidos y el enfriamiento de la candente expansión en China.

El compromiso principal de dos billones de dólares alcanzado en la reunión de Sydney para impulsar dos por ciento el producto interno bruto conjunto de las economías del G20 arriba de los niveles previstos para los próximos cinco años podría crear decenas de millones de nuevos empleos.

El PIB mundial alcanzó 72 billones de dólares en 2012.

El G-20 aglutina a las principales naciones industrializadas y en desarrollo del mundo, desde Estados Unidos a Arabia Saudita y China, y representa alrededor del 85 por ciento de la economía global.

Según un comunicado de la reunión, las señales de mejora en la economía mundial son gratas pero persiste un crecimiento inferior a las tasas necesarias para conseguir que la gente regrese al empleo y para satisfacerle sus aspiraciones.

El G20 señaló que "incrementará considerablemente el crecimiento global" sin aplicar excesivas cargas fiscales sino mediante medidas que fomenten la competencia y aumenten la inversión, el empleo y el comercio.

Como un paso inicial para alcanzar el objetivo de los dos billones de dólares, cada país presentará una estrategia integral de crecimiento ante la cumbre del bloque prevista para noviembre en la ciudad australiana de Brisbane.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, dijo que el acuerdo es importante y crucial "para darle la vuelta a la página" de la recuperación económica global.

La reciente decisión de la Reserva Federal de comenzar a reducir su estímulo monetario sacudió los mercados financieros globales, en particular el bursátil que se había beneficiado en los años previos de tasas de interés bajas a niveles sin precedente y de dinero creado mediante las políticas de compras de bonos.

En la reunión no se hicieron compromisos específicos para ayudar a las naciones en desarrollo a controlar la volatilidad en sus mercados financieros derivada de la postura de la Fed.

El G20 dijo que sus integrantes deben comunicar sus acciones y cooperar para "controlar el desbordamiento" de las crisis hacia otros países.

Integran el G20 Argentina, Australia, Brasil, Gran Bretaña, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Corea del Sur, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.

AP