EFE
7 de mayo de 2013 / 02:34 p.m.

Considerado por muchos el equivalente de los premios Óscar, la Gala del Met (Met Ball Costume Institute Gala) es uno de los eventos más esperados del año.

Su anfitriona es la editora de Vogue, Anna Wintour y estuvo acompañada de celebridades de la talla de Beyoncé, Rooney Mara y Ricardo Tisci, entre otras.

Para esta edición el tema es el punk y los movimientos artísticos como el dadaísmo y el posmodernismo. Más de 100 diseñadores participan en la en la exhibición que va desde los años 70 hasta la actualidad.

El espíritu rebelde del punk, que tuvo como meca en Nueva York el desaparecido bar CBGB, ha encontrado un nuevo e inusual hogar en esta ciudad ochenta calles más al norte: el museo Metropolitan, que explora esta semana la influencia del movimiento sobre la alta costura.

La muestra reúne más de un centenar de diseños y continúa con una sala dedicada a los diferentes objetos apropiados por el punk que se han dejado ver después en la alta costura, como en un vestido de noche de Versace repleto de grandes imperdibles dorados en el costado.

El Met también explora la influencia del espíritu “destructor” del punk y sus ropas llenas de jirones, que ha llegado a impregnar firmas como Chanel, representada por un traje de chaqueta negro totalmente agujereado al más puro estilo de Sid Vicious, uno de los miembros de los Sex Pistols.

No podían faltar en la exposición las famosísimas creaciones del español Miguel Adrover, uno de los diseñadores más reconocidos de su generación y que se atrevió a reinterpretar las famosas camisetas de “I love New York”.