30 de marzo de 2013 / 07:19 p.m.

Juventus de Turín dio un golpe de autoridad en la Liga de Italia , esto en el clásico tras vencer 2-1 al Inter de Milán, en el partido más atractivo de la jornada 30 en el estadio Giuseppe Meazza.

Para conquistar el título deben darse triunfos importantes y la Vecchia Signora lo consiguió hoy en la localidad lombarda para acercarse todavía más a la obtención del "scudetto", que salvo una sorpresa está casi en sus manos.

En partido cerrado que no mostró muchas llegadas de gol, la "Juve" no pensó en su duelo próximo de Champions frente al Bayern Munich y puso todas sus armas en el trascendental juego de este día para quedarse con la victoria.

Los bianconeri se adelantaron en el marcador a los tres minutos de partido con golazo de Fabio Quagliarella, quien desde afuera del área tomó el balón y sacó derechazo bien colocado al ángulo derecho del portero esloveno Samir Handanovic para el 1-0.

Juventus aguantó la mínima diferencia en el primer lapso pero en el primer descuido le llegó el empate en la parte complementaria por conducto del argentino Rodrigo Palacio, quien se ha mostrado como el futbolista desequilibrante de los interistas.

A los 54 minutos, Antonio Cassano sirvió a Palacio, quien desde los linderos del área controló el esférico, ingresó al área y de derecha superó al cancerbero Gianluigi Buffon para decretar el 1-1 momentáneo.

Pero poco le duró el gusto al Inter de Milán, que se confió en demasía en un ataque visitante, donde Quagliarella no dio por perdido el balón cerca de la línea de meta por el costado derecho y centró raso donde Alessandro Matri empujó la pelota al fondo de las redes, para el 2-1 a los 60´.

La desesperación entró en el Inter que no encontró la fórmula para emparejar las acciones y al final el argentino Esteban Cambiasso se fue expulsado (95) por dura barrida a Sebastián Giovinco.

Así, Juventus alcanzó 68 unidades para mantenerse en el primer lugar de la clasificación de manera cómoda, mientras que el Inter se estancó con 47 puntos y fuera de la zona de copas europeas.

Ahora la Vecchia Signora se enfocará hacia su partido del martes venidero por la "ida" de los cuartos de final de la Champions contra Bayern Munich.

Notimex