19 de junio de 2013 / 01:39 p.m.

El jurado subrayó que el jugador "ha demostrado a lo largo de su larga y brillante carrera una capacidad de superación encomiable, un talante competitivo y unas cualidades humanas admiradas por todos".

Es el segundo golfista en recibir el Príncipe de Asturias tras su compatriota y amigo Severiano Ballesteros, que murió víctima de un tumor cerebral en 2011.

"Este premio es un gran honor y significa mucho; tiene un enorme valor para mí", dijo Olazábal en un comunicado. "Me hacía mucha ilusión tenerlo. Estoy encantado de la vida y muy emocionado porque sabía lo difícil que era que me lo concediesen".

Olazábal, de 47 años, ganó por primera vez en Augusta en 1994. Después se retiró por una lesión en la espalda. A su regreso, repitió triunfo en el Masters en 1999.

Al margen de triunfos en torneos del circuito europeo y estadounidense, la carrera de Olazábal ha estado muy ligada a la Ryder Cup, en la que ha logrado cuatro victorias en siete participaciones.

Además de sus triunfos como jugador, el español capitaneó el equipo europeo que en 2012 consiguió una remontada épica para derrotar a los Estados Unidos en su propia casa.

En 2009, fue elegido miembro del salón de la fama del golf, que aglutina a las estrellas legendarias de este deporte.

Olazábal sucede en el palmarés de la categoría a los futbolistas españoles Iker Casillas y Xavi Hernández.

El de Deportes es el séptimo Príncipe de Asturias que se concede este año, cuando se cumple su 33ra edición. Anteriormente fueron otorgados el premio Príncipe de Asturias de las Artes al cineasta y dramaturgo austriaco Michael Haneke, el de Ciencias Sociales a la socióloga holandesa Saskia Sassen, y el de Comunicación y Humanidades a la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz.

Además, el autor español Antonio Muñoz Molina fue premiado en la categoría de Letras, la sociedad científica Max Planck se llevó el de Cooperación Internacional, mientras que los físicos Peter Higgs y François Englert, y el Laboratorio Europeo de Física de Partículas, o CERN, recibieron la distinción en investigación científica por el descubrimiento de la llamada "partícula de Dios", considerada primordial para entender el origen de la materia.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50.000 euros (65.000 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo, en un acto presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.

AP