28 de abril de 2013 / 03:53 a.m.

Tras el triunfo de Rayados sobre el acérrimo rival el presidente de Rayados, Luis Miguel Salvador habló sobre la importancia que tiene el ganar este tipo de partidos en los que una vez más quedó de manifiesto que los números y la posición no cuentan a la hora del silbatazo inicial.

"Lo habíamos comentado durante la semana, en estos partidos se borra todo, se borra todo lo que hay y sean líderes y nosotros apenas peleábamos por calificar, si ellos eran favoritos o nosotros no, todo eso se borra, puede pasar cualquier cosa, hoy una persona, un jugador que estaba viviendo su clásico fue Leobardo y metió el gol entonces te pones a ver y dices 'no lo tenía en el 'scrip' pero así es la magia de esto que se olvida todo empiezas de cero y ahí en la cancha son 11 contra 11", expresó Salvador.

El directivo, que a inicios de semana fue duramente criticado al haber dado prioridad a la por sobre el duelo del orgullo remarcó la motivación que ahora le viene al equipo para encarar el juego de vuelta de la Final de Concacaf además de que lo mete a zona de liguilla donde sólo tendrían que ganar en su último juego para asegurar su pase.

"Hoy por como veníamos, por la carga anímica, por lo que representan estos tres puntos es muy importante porque te mete ahí a pelear la Liguilla, no es un , es un empujonzote anímico para lo que viene el miércoles que es una de nuestras prioridades también y hay que ser cautelosos pero hay que pensar en lo que viene", señaló.

Aunque reconoció que les ha faltado regularidad en el torneo, aseguró que el equipo va bien puede alcanzar los objetivos trazados.

"Yo creo que se han estado haciendo las cosas bien, a lo mejor dejamos de hacer muchas cosas al inicio que no nos alcanzo, hoy estamos bien y ojalá nos alcance para lo que nos queda de la Concacaf y calificar", mencionó.