10 de septiembre de 2013 / 04:45 a.m.

El entrenador alemán Jurgen Klinsmann afirmó que la selección de Estados Unidos debe aprovechar que México, rival de mañana en las eliminatorias del Mundial, "está en crisis, contra la pared".

"Sabemos que podemos ganar a México y asegurar la clasificación. México no vive su mejor momento, está en crisis, contra la pared, y eso, como es lógico, nos favorece y debemos aprovechar", manifestó en rueda de prensa.

Klinsmann insistió en que el partido contra México es el más importante en el hexagonal final de la Concacaf.

"Lo que hemos hecho hasta ahora es muy válido, pero el partido importante, el que quiero ganar es el próximo", destacó.

"Ahora interpreto mejor el sentir que hay entre ambos equipos, que los dos quieren ganar y ser la mejor dentro de la Concacaf. Una motivación que se trasmite y se observa", expresó.

El técnico dijo no tender dudas de que México se clasificará al Mundial, aunque no pareció estar seguro si lo hará con plaza directa o por el camino de la repesca.

"Pero estoy seguro que estará en Brasil", enfatizó.

Dijo no haber quedado sorprendido con la destitución de José Manuel de la Torre y el nombramiento de Luis Fernando Tena, porque suele pasar en el mundillo del fútbol que los decepcionantes resultados exijan cambios.

No obstante, aseguró que 'Chep' de la Torre podría dirigir en Europa.

"Fernando Tena impondrá su discurso, sus ideas. Hará los ajustes que considere oportunos, pero no creo que vaya a variar mucho en el campo en cuanto a los conceptos de juego dado que sabe que México está en una situación comprometida y no es el momento de hacer grandes cambios", manifestó.

Agencias