20 de marzo de 2013 / 10:15 p.m.

Zacatecas  • El gobierno estatal garantiza la seguridad de los miles de asistentes a los festejos religiosos del próximo viernes 29, la llamada Procesión del Silencio, aseguró Gerardo Luna, director de Asuntos Religiosos del mismo.

Ello, luego de que durante las fiestas realizadas hace dos años, en un viernes santo, se produjera una estampida que causó el pánico entre la población de la capital del estado, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

De acuerdo a Luna, todo se encuentra listo en cuestiones de logística y seguridad, las instituciones involucradas han emprendido las acciones de organización que a cada una corresponden, con la finalidad de que se lleve a cabo esta tradición de más de 462 años, lo que la convierte en una de las más antiguas del país.

En la representación del dolor de la Virgen ante la muerte de Jesús se estima la visita de al menos 25 mil personas, participarán hombres y mujeres de diferentes cofradías, que partirán a las 20 horas del extemplo de San Francisco para concluir en la Plaza de Armas, aproximadamente a las 22.

Mencionó que se instruyó para realizar un operativo de seguridad con el propósito de llevar a cabo sin incidentes la Procesión del Silencio, contribuyendo a cumplir con lo establecido en el Plan Estatal de Desarrollo en el sentido de rescatar, preservar y dignificar las tradiciones que forman parte de nuestra cultura y nos dan identidad como pueblo zacatecano.

Luna comentó que nuevamente participarán tres bandas de música, que darán su toque en la tradicional procesión de Semana Santa: la internacional Banda Sinfónica del Gobierno el Estado, dirigida por el Maestro Salvador García Ortega; la Banda de Música del municipio de Guadalupe, dirigida por el Maestro Aldo López Márquez; y la Banda Universitaria de Música de Tacoaleche, dirigida por el Maestro Arturo García Ortega.

Por último, dijo que debido a la gran cantidad de personas que anualmente participarán en ella y también acuden a presenciarla, el Gobierno del Estado implementará un amplio operativo de vigilancia, empleando para ello fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno.

MAURICIO FLORES / CORRESPONSAL