11 de mayo de 2013 / 02:56 a.m.

Lo que sigue es ver a Woods y García en el grupo final en fin de semana, que seguramente atraerá aún más atención a lo que sucede en Sawgrass.

García no falló una calle y logró putts para birdie en cada hoyo en los primeros nueve hoyos y no ganaba terreno. Eso cambió en los últimos nueve hoyos cuando cayeron siete de sus putts de manera consecutiva —cinco de ellos de aproximadamente 15 pies de distancia o más— para rebasar a Woods y tomar el liderato.

"Cuando uno empieza a jugar así, obviamente se siente grandioso", dijo García, que tras dos días de actividades suma 133 golpes, 11 bajo par. "Todo parece aclararse en su cabeza. Uno empieza a ver las cosas de otro modo. Empieza a sentir como si todo fuera un poco más sencillo, un poco más suave, y hace el putt y logra caer.

"Si fuera fácil, tendríamos muchos de esos, pero no lo es", agregó. "Hay que disfrutarlos mientras se den".

Woods parecía estarse divirtiendo en el campo que lo ha enfadado más que cualquier otro del tour de la PGA, y podría representar la mayor amenaza el fin de semana. De antemano con tres triunfos este año en el tour, Woods rara vez se ha metido en problemas y tuvo su segundo día seguido de 67 golpes.

Woods tiene 134 tras 36 hoyos, una cifra que supera por seis golpes su mejor actuación previa en este torneo, incluyendo la del año en que lo ganó.

Con el torneo en su punto medio, este está lejos de ser un mero duelo entre Woods y García.

Entre los 18 jugadores a cinco golpes o menos del líder se encuentran tres actuales campeones de un major —Adam Scott, Webb Simpson y Rory McIlroy— junto con Lee Westwood, Henrik Stenson, Steve Stricker, Hunter Mahan y Zach Johnson.

Ap