MMDEPORTES
10 de mayo de 2014 / 07:46 a.m.

Gary Lineker, ex jugador nacido el 30 de noviembre de 1960 en Inglaterra. En su carrera como futbolista siempre destacó por ser un delantero letal.

Jugó en el Leicester City (1978-1985), Everton (1985-1986), Barcelona (1986-1989), Tottenham Hotspur (1989-1992) y Nagoya Grampus Eight (1992-1994).

 

Entre sus títulos a nivel de club destaca la Liga de Segunda División con el Leicerter (1980), una Community Shield con Everton (1985), Copa del Rey (1988) y Recopa de la UEFA (1989) con Barcelona, y una Copa de Inglaterra con Tottenham (1991).

Debutó con su Selección en 1984, pero fue en el Mundial de 1986 donde resaltó. En frase de grupos contra Polonia, disputado en Monterrey, Lineker logró un triplete en los primeros 25 minutos del partido.

Posteriormente, en octavos de final, anotó dos goles ante Paraguay y metió el tanto del honor en la derrota por 2-1 frente a Argentina, en aquellos cuartos de final en los que Diego Maradona anotó el famoso gol de "La Mano de Dios" y el "Gol del Siglo".

En este Mundial el atacante obtuvo la Bota de Oro, por mejor goleador, y el Balón de Plata, por segundo mejor jugador.

Sin embargo fue en Italia 1990 donde Gary se hizo muy famoso, no tanto por su actuación en el terreno de juego, sino por su comentario sobre los alemanes.

Inglaterra llegó hasta la fase semifinal ante Alemania Federal, pero cayó eliminada ante los teutones en tanda de penales.

Tras perder Lineker declaró: "El futbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos, y al final los alemanes siempre ganan".

Ganó el Premio Fair Play de la FIFA en este año por su ejemplar registro disciplinario.

Cabe señalar que hasta el final de su carrera futbolística, compuesta por un total de 568 partidos, jamás recibió ni una sola tarjeta. Y en total marcó 48 goles en 80 partidos internacionales.

 

 Curiosidades

*Linker afirma que su momento más importante en los dos Mundiales que ha jugado son el partido contra Polonia de 1986, tras marcar el triplete. Sin embargo, en entrevista para la FIFA, confesó: "Y no porque fueran goles excelentes; debo admitir que ninguno de los míos me lo ha parecido nunca".

*Tras jugar en el Estadio Azteca ante Argentina y perder con dos goles históricos, declaró: "El Azteca es un estadio fantástico y el ambiente que se respira en él es absolutamente increíble. Jugar allí me resultó una experiencia indescriptible. ¡Pero el terreno de juego estaba hecho una pena! Le habían colocado el césped justo antes de la competición, de manera que se levantaban trozos por todas partes. Cada vez que ponías el pie en el suelo, se movía todo el campo. Por eso el gol de Maradona es todavía más portentoso; el segundo, quiero decir, no el que metió de un puñetazo".

*En el partido ante Camerún en 1990, el técnico inglés Bobby Robson recibió la información que supuestamente los africanos les habían regalado el pase a la siguiente ronda. Pero Gary creyó lo contrario: "Estuvieron fantásticos contra nosotros y nosotros tuvimos suerte de ganar aquel partido. Menos mal que su defensa dejaba mucho que desear. Ésa fue nuestra salvación. En ataque, sin embargo, eran algo fuera de lo común".

*Tras su retiro del futbol Lineker se dedicó a los medios de comunicación, pues afirma que era lo que siempre quería hacer tras dejar el soccer, además señaló que nunca le atrajo ser entrenador por la presión que genera.

Aquí su triplete ante Polonia en el Mundial de 1986:

 

Aquí su gol ante Argentina en el Mundial de 1986: