Ignacio Alzaga 
13 de julio de 2013 / 11:54 p.m.

 

Ciudad de México • Las tareas que desarrollará la Gendarmería Nacional no se “cruzarán” con las de la Policía Federal, pues su propósito es focalizar problemas de delincuencia y atacarlos de manera directa, afirmó Federico Ponce Rojas, experto en Derecho Militar y vicepresidente de la Academia Mexicana de Derecho Internacional.

“La Gendarmería, lo han expresado en sus primeros proyectos, es una idea de control territorial, es un modelo que se ha aprobado por países en Europa y en América Latina que tiene el control territorial, focalizar problemas de delincuencia y atacarlos bien focalizados y hacer un ataque frontal a esos problemas específicos”, agregó.

En entrevista manifestó que la Gendarmería y la Policía Federal se complementarían, debido a que la primera tiene sus atribuciones bien enmarcadas y específicas como es la prevención del delito.

Sostuvo que este modelo implementado en países de Europa y América Latina ha sido exitoso y que es positivo que en sus inicios se “nutra” de militares.

El especialista manifestó que además sería auxiliar del Ministerio Público, ya que no se puede sustraer al mandato constitucional, como lo establece el Artículo 21 de la Carta Magna.

“Las fuerzas armadas han sido nutrientes de las fuerzas de seguridad pública de todo el país con gran éxito, la institucionalidad de las fuerzas armadas, su estructura, su disciplina, su formación, su capacitación, su educación superior, las hacen ser fuerzas armadas con un alto grado de especialidad y con un alto grado de conocimiento en problemas tanto de seguridad pública como de seguridad nacional”, puntualizó.

Comentó que la Gendarmería Nacional es un modelo a seguir, con experiencias y capacidades probadas en Francia, Argentina y Alemania, entre otros países.