18 de mayo de 2013 / 05:13 p.m.

Monterrey  • A pesar de que durante el pasado mes de abril se crearon 3 mil 839 plazas formales de empleo en Nuevo León, la cifra de puestos de trabajo cayó durante los primeros cuatro meses del 2013 en relación al año pasado, de acuerdo a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Aunque de marzo a abril el empleo formal tuvo un incremento del 0.29 por ciento, dado que el IMSS registró un millón 287 mil 161 empleos formales en la entidad al cierre de marzo, contra un millón 291 mil 12 plazas de empleo formal del mes de abril.

De enero a abril de 2012 se crearon 33 mil 195 puestos formales de trabajo, mientras que en el mismo periodo, pero del año en curso, fueron 24 mil 4 nuevas plazas de empleo, lo que implica 9 mil 191 empleos menos, según las estadística del IMSS.

Esto significa que de un año al otro hubo una caída del 38.28 por ciento, que en opinión del presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León, Abel Hibert, esto se debe a la desaceleración de la economía nacional principalmente.

“La menor generación de empleos acumulada se explica por la desaceleración que ya observa la economía mexicana, donde en el primer trimestre tuvo un crecimiento menor al 1%”, comentó el académico.

En el ámbito nacional se registraron durante los primeros cuatro meses del año 69 mil 894 plazas de trabajo menos en relación a las que se formaron en el periodo de enero a abril del año pasado.

En el primer tercio del 2013 el IMSS registró 285 mil 930 nuevas plazas de trabajo formal en toda la República, mientras que durante el mismo periodo del 2012 la cifra de nuevos trabajadores registrados en el Instituto fueron 355 mil 824.

Hibert explicó que esta contracción a nivel nacional en la creación de nuevas plazas de formales de trabajo tiene su fundamento en repercusión que tiene en México la desaceleración de la economía norteamericana, así como el inicio de la administración federal, encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto.

“La razón es el inicio de administración presidencial, donde tradicionalmente se retrasan y posponen proyectos de inversión públicos y privados”, argumentó.

No obstante, entidades como el Distrito Federal y Jalisco, registraron un aumento en el número de nuevas plazas de trabajo registradas en el IMSS, pues el primero acumuló un 38.45 por ciento más y el segundo tuvo un incremento de 19.35 por ciento en relación al año pasado.

Por el contrario, el Estado de México tuvo una reducción dramática en este indicador, pues cayó casi 70 por ciento; de 33 mil 460 plazas de trabajo creadas en los primeros cuatro meses del 2012, la cifra descendió hasta 10 mil 231 nuevos puestos de empleo formal.