28 de noviembre de 2013 / 10:46 p.m.

Para este encuentro, el técnico podrá contar por primera vez en toda la temporada con todos sus jugadores disponibles. "Es difícil hacer la convocatoria, pero es lo que quiere un entrenador, es la situación ideal. Puede que haya gente que esté más enfadada por no jugar, pero seguro que lo están más si están lesionados. Para un entrenador es una gran noticia tener a todos disponibles", dijo.

Marcelino se congratuló de recuperar al atacante mexicano Giovani dos Santos, ya que reconoció que "es un jugador importante, supone aumentar las posibilidades del juego de ataque y eso es siempre muy bueno".

"Viene de una lesión y veremos si está para jugar de inicio, lo bueno es que poco a poco volverá a recuperar su ritmo y eso es muy bueno para nosotros", dijo.

Tras no haber sido capaz de ganar los dos últimos partidos disputados en El Madrigal, el preparador asturiano apuntó que conseguir de nuevo la victoria debe ser una motivación más.

"Ahora no cuenta ni vale lo que pasó en partidos anteriores y nosotros tenemos que ser conscientes de que debemos mantener el ritmo de trabajo y de concentración", apostilló.

Sobre el partido del viernes ante el Málaga, reconoció que el conjunto andaluz llega necesitado, pero matizó: "No creo en momentos altos o bajos. Las rachas están para romperlas y ellos vienen necesitados de lograr un resultado positivo que les saque de ahí".

Marcelino avisó que ante un equipo necesitado, lo que deben hacer es estar muy bien y centrados. "Es un equipo al que no es fácil ganarles, no han perdido de forma holgada fuera de casa, sus resultados han sido justos y ello demuestra que es un equipo peligroso y competitivo", prosiguió.

El entrenador del Villarreal, Marcelino García Toral, quiso desmarcarse de la euforia que rodea al equipo, tras haberse asentado en la zona de Liga de Campeones, y apuntó que deben ser prudentes, aunque sin renunciar a ser ambiciosos.

"Hablar de Champions es fácil, hablar es muy fácil. Pero nosotros debemos hablar poco y trabajar mucho. El objetivo es la prudencia y la ambición máxima. Quedan dos tercios muy complicados y es difícil mantener este ritmo. Así que el tiempo tendrá la respuesta", recalcó.

Redacción