6 de febrero de 2013 / 06:53 p.m.

Ciudad de México • Un juez giró orden de aprehensión contra el empresario Francisco Javier Rodríguez Borgio como presunto responsable de falsificar documentos para abrir los casinos Big Bola e intentar apoderarse de la empresa Comercial de Juegos de la Frontera.

Además es investigado por la Procuraduría General de la República como probable responsable de robo de combustible a Pemex que supuestamente se comercializó a través del Grupo Gasolinero México (GGM).

Gilberto Cervantes Hernández, juez 35 penal en el Distrito Federal, solicitó la intervención de la procuraduría capitalina para aprehender a Rodríguez Borgio, así como a Jorge Buelna Serrano y Tomás Alejandro Tarín Pérez, a fin de que sea internados en el Reclusorio Preventivo Norte.

De acuerdo con la partida 324/2012 los tres son probables responsables en su carácter de coautores materiales de los delitos de uso de documento falso y fraude procesal.

En la averiguación previa quedó asentado que Rodríguez Borgio y coacusados supuestamente falsificaron un documento en agravio del empresario estadunidense John Richard Long para intentar apoderarse de la empresa de Casinos Comercial de Juegos de la Frontera S. A. de C. V.

Según las investigaciones falsificaron un supuesto contrato de compra venta de fecha 15 de mayo del 2003 para abrir los casinos Big Bola, al parecer en contubernio con autoridades federales.

En 2012 la PGR inició una investigación contra Rodríguez Borgio por la supuesta compra de combustible robado a Pemex a través del Grupo Gasolinero México (GGM) cuya matriz está en Querétaro, señala la averiguación previa AP/PGR/QRO/QRO-IV/090/2012.

La indagatoria se abrió luego de que seis detenidos por robo de combustible presuntamente señalaron que uno de sus clientes es GGM.

IGNACIO ALZAGA