11 de agosto de 2013 / 07:58 p.m.

Monterrey • El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz reconoció que hay una cifra negra en casos de violencia intrafamiliar que debe ser atendida por las dependencias correspondientes, por lo que hizo un llamado a la población a denunciar.

MILENIO Monterrey dio a conocer que de 2010 a la fecha, las denuncias por violencia familiar se incrementaron 46 por ciento, lo cual es una situación preocupante, señaló el mandatario.

Debido a esto se están fortaleciendo dependencias como el Centro de Justicia Familiar y áreas especializadas de la Procuraduría General de Justicia en el Estado para atender los casos, así como la Secretaría de Salud y el Instituto Estatal de la Mujer, para brindar atención psicológica.

“Seguramente hay una cifra negra importante, sí tenemos datos de que eso se ha mantenido al alza. Imaginemos también la gran cantidad de asuntos que deben estar sucediendo sin que la sociedad y la autoridad se enteren, por eso es muy importante que se acerquen”, dijo.

Si bien las cifras son preocupantes, se indicó que esto refleja que las víctimas deciden interponer una denuncia lo que ayuda a las autoridades analizar la situación e implementar medidas 

 — SANDRA GONZÁLEZ