9 de agosto de 2013 / 12:11 a.m.

Monterrey.- • Tras la denuncia penal presentada por diputados locales del PAN en contra de la reestructura de la deuda, el gobernador Rodrigo Medina advirtió aseguró que estas acciones no distraen al estado de su plan de acción.

Al presentar los avances del POFIF, que incluyen el refinanciamiento de los pasivos estatales, el mandatario refutó la querella albiazul, que pide sancionar un presunto quebranto por 4 mil 500 millones de pesos en base a los términos conseguidos por la Tesorería.

"Por un lado tiene un tratamiento técnico-jurídico que el Ministerio Público tendrá que valorar, pero por otro lado tenemos que reconocer también el ingrediente de carácter político-partidista".

"Esto no nos distrae en el objetivo de seguir trabajando para construir un Nuevo León más fuerte, vamos a seguir aplicando este programa que ha sido muy benéfico para las finanzas públicas del Estado de Nuevo León, que los temas de carácter jurídico pues tomen su rumbo y que los temas de carácter político-partidista también, ya los hemos visto con intensidad en las últimas semanas", comentó.

Por su parte, el secretario de Finanzas, Rodolfo Gómez Acosta, dijo desconocer qué tipo de cálculos realizó la bancada del PAN para estimar un quebranto de 4 mil 500 millones de pesos, pero acotó que cada reestructura es distinta.

"Nosotros hemos comentado las reestructuras, y en las características de las reestructuras se comparan contra los propios términos de los mismos contratos, no con respecto a otras estructuras, en ese sentido no se está dejando de ganar nada, estamos logrando una muy buena negociación en un proceso exitoso para el estado", explicó.

A pregunta directa, informó que Nuevo León es la tercera entidad con más alto endeudamiento del país, pero confió que la reestructura conseguida en días anteriores los ayude a abandonar estas posiciones en los siguientes años.

"Es un tema que va directamente vinculado lo hemos dicho al nivel de desarrollo que implica el crecimiento, la presión de gasto que genera una entidad como Nuevo León, aunado a otros tipos de presión o de gasto que tenemos estructurales, coyunturales, asistenciales".

"Nosotros en este momento estamos acortando nuestra deuda bancaria directa, esto en el corto plazo nos tendrá que ir poniendo evidentemente con un adecuado manejo en nuestra política de endeudamiento en otro nivel, pero el nivel de endeudamiento que Nuevo León tiene está en el lugar que comentamos", refirió.

Pese a todo, el secretario de Finanzas aseguró que la deuda del estado se encuentra en niveles manejables, pero no informó a cuánto asciende el monto global.

LUIS GARCÍA