9 de julio de 2013 / 11:05 p.m.

General Terán.- • El director de la Corporación para el Desarrollo Agropecuario de Nuevo León, Ramón Villagómez Guerrero, reveló que el Gobierno del Estado proyecta la construcción de una presa en el municipio de Montemorelos para detonar la actividad agropecuaria de la región citrícola.

Actualmente geólogos se encuentran realizando estudios de factibilidad en la zona para ver la factibilidad del proyecto que correría a cargo de la Comisión Nacional del Agua.

El funcionario explicó que hay cerca de 40 mil hectáreas disponibles con potencial agropecuario entre los municipios de General Terán y Montemorelos, que actualmente están desaprovechados.

El agua de la presa sería de uso exclusivo para el riego de huertos, indicó el funcionario.

“Estaría en Montemorelos, a la altura de la Puerta de la Boca y antes de colindar con el municipio de Rayones, tendría un embalse de 3.6 kilómetros y una capacidad de 100 millones de metros cúbicos para cumplir con los títulos de concesión de las 22 tomas de agua que existen en Montemorelos y General Terán”, dijo.

La Corporación para el Desarrollo Agropecuario comenzó a analizar la posibilidad de construir una cortina debido a que el cambio climático está causando estragos en la región citrícola, como se ha observado con la prolongada sequía.

El costo del proyecto sería de más de mil millones de pesos y apuntalaría a la economía de la región citrícola, indicó Villagómez Guerrero.

“Es una inversión muy cuantiosa que estiman pueda superar los mil millones de pesos, pero que sin duda eso lo va arrojar el estudio de factibilidad y posteriormente el proyecto ejecutivo es donde vamos a sacar el costo total de esta cortina que vendría a apoyar en mucho esta región agropecuaria del estado de Nuevo León”, mencionó.

Hasta el momento no existe nada concreto, recalcó el funcionario, pues apenas van en la etapa de los estudios de factibilidad de los cuales no tienen un tiempo determinado para su conclusión.

Sin embargo señaló que realizar esa obra evitaría problemas futuros en el campo al garantizar el riego para los campos de cultivo.

Las lluvias recientes que se han registrado en la zona de más de ocho pulgadas o 200 milímetros de precipitación, han ayudado un poco a superar el problema de la sequía, aunque ésta todavía prevalece.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS