5 de marzo de 2013 / 11:42 p.m.

Monterrey.- • Alberto Fernández Martínez, presidente de Coparmex, lamentó que en Nuevo León la política económica ha carecido de disciplina y prudencia y enfatizó que para reducir el gasto sólo basta voluntad y compromiso por Nuevo León.

Criticó que la vara de los niveles de reducción de gastos con el plan de austeridad está tan cerca del piso, que el estado se tropieza con ella.

Durante su discurso de toma de posesión, el nuevo dirigente de los patrones dijo: "Aquí gastamos más de lo que ingresamos y luego se ve como se paga. Cada año este gasto voraz es muy por encima de lo presupuestado. El resultado es una gran deuda, su precedente, ya hipoteca el futuro de varias generaciones".

Durante su discurso en la toma de posesión como nuevo dirigente de Coparmex, indicó que Nuevo León puede ser y debe ser auto suficiente.

"Si un peso más de deuda ni un peso más de nuevos impuestos.

"El costo político del ISN va a ser muy alto. Porque la diferencia de otros impuestos que con el tiempo pasan desapercibidos, con el aumento del 50 por ciento, cada quincena, cada empresa de Nuevo León, recordará esta decisión al ver su compensación.

"Que quede claro este impuesto", dijo, "no lo pagan las empresas, lo terminan pagando los trabajadores con una disminución de su futuro aumento de compensación".

ESTHER HERRERA