19 de abril de 2013 / 03:50 p.m.

El gobierno de Oaxaca a través del Instituto Estatal de Educación Pública buscara regular la situación jurídica y laboral que enfrentan los profesores de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que se quejan de tener su salario retenido.

El titular de la dependencia Manuel Antonio Iturribarria Bolaños, adelantó que la comisión mixta creada ex profeso para resolver las irregularidades laborales de las escuelas y módulos irregulares en la entidad es la única instancia capaz de revisar y resolver la situación laboral que enfrentan los profesores.

Abundó que se buscará mediar ante dicho órgano para determinar la restitución de los derechos de pago de los docentes de la llamada sección 59, dependiendo de su regularización laboral en su área de trabajo.

En tanto el director jurídico de la misma dependencia Carlos Cervantes Azcona, precisó que el problema con los docentes de la sección 59 fue generado porque la ex líder nacional del SNTE Elba Esther Gordillo Morales, entrego una toma de nota al nuevo gremio, opositor a la sección 22 ligada con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Oaxaca.

""Una disidencia de la propia sección 22 se constituyo en 2005 como Consejo Central de Lucha inicialmente y después de agosto del 2008 obtienen una toma de nota otorgada por la misma líder nacional de la SNTE Elba Esther Gordillo, pero oficialmente ninguna autoridad laboral ha notificado de la misma al gobierno estatal"", precisó

Detalló que de acuerdo con la normatividad educativa, la mayor parte de los docentes que integran a la denominada sección 59 se encuentra sin oficio de comisión, - que solo la puede dar el IEEPO o las direcciones de los diferentes niveles educativos en la entidad- o están laborando en escuelas sin clases o módulos irregulares.

Denunció que la mayor parte andan usurpando funciones abriendo escuelas irregulares, generando un gran desorden en el sector que se ha corregido con la operación de una comisión tripartita donde funge varias instancias, incluyendo la sección 22 de la propia CNTE.

Explicó que hace unos días, y después de varias reuniones de análisis, valoraciones, investigaciones, dicho órgano colegido junto con el Coordinador de Servicios Educativos Regionales, Rafael Constantino, alcanzaron una conclusión, entregado al área jurídica una lista de un total mil 907 docentes auto ubicado o desubicados, demandando que se valga la norma y en consecuencia que se les suspenda el salario.

""A mí me piden que se valga la norma y acato el mandato”", resolvió.

Sin embargo, evidenció ahora se hace valer una queja ante Comisión Nacional de Derechos Humanos se hace valer una medida cautelar a favor de los docentes involucrados.

""El organismo pide al gobierno estatal la liberación de salarios de los profesores inmersos en el conflicto si es que no hubiera un impedimento legal"".

Detalla que ante dicho argumento, se entregó un informe pormenorizado de la situación precisando que si hay impedimento legal por que los docentes que reclaman están fuera de norma, es decir no tienen una orden del nivel educativo respectivo para estar desempeñando labores fuera de su zona de trabajo, desempeñan sus labores en escuelas sin clave.

 — OSCAR RODRÍGUEZ