5 de febrero de 2013 / 03:24 p.m.

Pese a que los ingresos por cobro de impuestos en 2012 superaron en 17 mil 500 millones lo estimado a principio de año, apenas destina 2 mil 330 mdp a obra social, 48% de lo deseado.

 

Monterrey.- El récord de ingresos propios que el Gobierno Estatal recaudó durante 2012 fue a parar en su mayoría a pagar el gasto corriente y la deuda que genera la operación del aparato gubernamental.

Sólo en impuestos, multas, derechos y aprovechamientos, la administración de Rodrigo Medina de la Cruz consiguió recaudar 27 mil 377 millones de pesos, casi tres veces más de lo que tenía contemplado al inicio del año anterior.

Según el cuarto informe trimestral, el presupuesto proyectado era de tan sólo 9 mil 852 millones de pesos en este rubro, y se recibieron 17 mil 525 millones más. Un 178 por ciento más.

Pero la gestión de Rodrigo Medina de la Cruz también se vio beneficiada con aportaciones y participaciones federales excedentes. Aproximadamente 3 mil 800 millones de pesos más de lo contemplado llegó a las arcas estatales, pasando de 48 mil 108 a 51 mil 903 millones de pesos.

Incluso los Excesos de Ejercicios Fiscales Anteriores (Edefas) beneficiaron las arcas estatales, recibiendo prácticamente mil millones de pesos más.

En el rubro de transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas, arribó una partida de 51 millones 53 mil pesos para un programa de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, sin especificar cuál.

El proyecto de Ingresos para 2012 contemplaba en total contar con recursos por 59 mil 674 millones de pesos para todo el ejercicio del año, sin embargo, al cierre del mismo fueron 81 mil 928 millones los administrados por el Gobierno estatal.

RECURSOS SE VAN EN SALARIOS

A pesar de que el plan de austeridad contempló reajustes de personal y de salarios de los funcionarios del primer nivel, esto no se refleja en el informa trimestral, pues se gastaron 971 millones de pesos más en lo relacionado a “servicios personales”, que corresponde a salarios y prestaciones.

Casi la mitad de estos recursos, aproximadamente 105 millones, se fueron en sueldos de personal transitorio, honorarios asimilables a salarios, entre otros.

Además, también se otorgaron casi 287 millones de pesos extraordinarios en primas vacacionales y gratificaciones de fin de año, horas extras, compensaciones y honorarios especiales.

En contraparte, las prestaciones a los trabajadores de base fueron reducidas por casi 200 millones de pesos.

Se redujeron las aportaciones a seguridad social y fondos en la vivienda, así como del sistema para el retiro.

INVIERTEN POCO…

Si bien los recursos excedentes también se reflejaron en el gasto a capital con un incremento de aproximadamente mil 400 millones, no se aplicaron en inversión pública; el filtro fue a parar a servicios personales.

En contraparte, el gasto en inversión pública sufrió un importante descalabro de más 50 por ciento, y es que aunque se contemplaban 4 mil 757 millones de pesos en este rubro, sólo se ejercieron 2 mil 330 millones.

Fue la secretaría de Obras Públicas que dirige Luis Gerardo Marroquín Salazar, la que pagó los “platos rotos”, pues perdió casi mil millones de pesos.

De mil 881 millones que se iban a invertir en 2012 en esta dependencia, les rebajaron el 53 por ciento, dejándoles libres sólo 882 millones de pesos.

Claves

Cifras

El Gobierno del Estado recibió

17 mil 525 millones de pesos

más de los que tenía proyectados....y gastó

7 mil millones de pesos

se fueron a gasto corriente.

7 mil millones de pesosa deuda.Pero sólo invirtió

1 mil 468 para "“servicios personales”".

Fuente: Cuatro Informe Trimestral 2012

DANIELA MENDOZA