15 de agosto de 2013 / 02:07 a.m.

Ciudad Victoria .- El secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, afirmó que los tamaulipecos deben estar seguros de que no están solos, que sus autoridades y fuerzas armadas cierran filas para afrontar la problemática que padecen.

El titular de las fuerzas armadas asistió a la sesión solemne del Congreso del Estado en homenaje a los 100 años de servicio del Ejército Mexicano, para lo cual se escribió en el muro de honor del recinto legislativo la leyenda: 1913-2013 Centenario del Ejército Mexicano "Honor y lealtad por México".

En su discurso, el general Cienfuegos Zepeda dijo que en estos primeros cien años de institucionalidad, los soldados de tierra, mar y aire han estado comprometidos con la misión de garantizar la integridad, independencia y soberanía de la nación.

"Hemos honrado con lealtad y honor a quienes concibieron la idea de que México merecía un ente militar de origen popular y de cuño constitucional, que sintiera con pasión el rumbo del proyecto nacional que establece la carta magna", expuso.

Enfatizó que el ejemplo de sus acciones son muestra de valor y determinación de esta sociedad que en cada etapa histórica ha sabido salir adelante, y que hoy no escatiman esfuerzos para superar sus dificultades.

"Los flagelos que hoy afectan a la sociedad de Tamaulipas y los actos criminales que la ofenden, son plagas que debemos desterrar de una vez por todas", apuntó.

Asimismo, estableció que para erradicar en su conjunto a este "cáncer social", se requiere del esfuerzo, el valor y la determinación de todos.

"Sólo con la decidida participación y valor civil que se traducen en denuncias ciudadanas, cero tolerancia a la corrupción y la exigencia de las responsabilidades, podremos transitar hacia el México que merecen heredar nuestros hijos", dijo.

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), señaló que resulta inaceptable que una minoría de delincuentes pretenda acotar las libertades de los habitantes.

Por ello, recalcó que en defensa de la sociedad tamaulipeca, los soldados y marinos no han escatimado esfuerzos, llegando incluso al máximo sacrificio o a sufrir severas lesiones.

"Todos ellos son los primeros destinatarios de este reconocimiento que hoy recibimos. Son ellos, porque cayeron defendiendo la prevalencia de la ley, luchando contra el delito y la violencia, convencidos que nada ni nadie pueda atentar contra la existencia del estado, ni afectar la tranquilidad y el desarrollo de la población", puntualizó.

(Notimex)