12 de febrero de 2013 / 03:19 p.m.

Monterrey.- Con el esquema financiero y operativo resuelto, el Gobierno del Estado y el municipio de Monterrey perfilan iniciar los trabajos de regeneración del primer cuadro de la ciudad durante el primer semestre del año.

De acuerdo con el plan oficial, que será presentado en los próximos días de forma conjunta por ambas instancias, se contempla la creación de un fideicomiso que administre los recursos del proyecto, cuyo financiamiento saldrá de las aportaciones de los vecinos beneficiados.

La intención, explicó ayer el gobernador Rodrigo Medina, es avanzar poco a poco en la obra, concebida a raíz del deterioro del centro de Monterrey.

"“Todo tendría que aportarse en un fideicomiso y creo que de la misma tierra, de las mismas propiedades, podría salir el financiamiento para poder llevar a cabo esto, porque sin duda, esto tendrá un beneficio enorme para los propietarios y para quienes ahí habitan.

“"Por otro lado, iniciar gradualmente, cuadra por cuadra, conforme el proyecto vaya desahogándose, yo creo que podemos empezar a ver resultados o trabajos iniciales antes de que concluya la mitad de este año"”, expresó el mandatario.

Medina sostuvo que las negociaciones con los propietarios de antros y bares en la zona del Barrio Antiguo registran avances importantes, al advertir que este punto es clave para el corredor que pretende unir los atractivos turísticos del primer cuadro de la ciudad.

“"Estamos en pláticas con los propietarios de los inmuebles del Barrio Antiguo para que ellos se sumen también a este propósito y que sea un detonador, vamos a unir la Macroplaza con el Barrio Antiguo, con el Paseo Santa Lucía y el Parque Fundidora, vamos a hacer un circuito muy atractivo para los turistas y para quienes aquí vivimos.

“"El proyecto es del Gobierno del Estado, sin embargo estamos invitando al municipio para hacerlo de manera conjunta, aquí lo importante es que la gente salga ganando independientemente de quién lo haga o quién lo anuncie"”, refirió.

La semana pasada, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, se reunió en privado con el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, para tratar este asunto y la construcción de la Línea 3 del Metro.

Ayer, Medina de la Cruz recordó que el municipio tendrá que aprobar los permisos correspondientes y cambios de uso de suelo acorde al plan de manejo que se proyecta para la zona.

LUIS GARCÍA