Redacción
19 de octubre de 2013 / 11:00 p.m.

La Federación de Futbol de Alemania va a consultar con la FIFA mientras investiga la victoria de 2-1 de Bayer Leverkusen sobre Hoffenheim con un gol fantasma.

Hoffenheim presentó una apelación contra el resultado del viernes en la Bundesliga, luego de perder el partido por el "gol" de cabeza de Stefan Kiessling, que fue concedido pese a no acertar el blanco. La pelota golpeó la parte de afuera de la portería y se coló por un hueco en la red.

Kiessling dijo tras el partido: "Yo realmente no lo vi, di la espalda, pero me sorprendió ver la pelota adentro. No sabía cómo entró".

Incluso, el delantero se disculpó con la afición rival tras la pifia arbitral:

"Lo siento por todos los aficionados al deporte... Naturalmente no está bien ganar así. La equidad es importante en el deporte, para nosotros en el club, y para mí personalmente".

Además, el Hoffenheim pidió repetir el partido. El entrenador Markus Gisdol confió en que el tribunal deportivo de la Federación Alemana ordene disputar de nuevo el compromiso. "Cualquier otra opción sería una broma"

La controversia surgió en el minuto 70 cuando Kiessling remató de cabeza un tiro de esquina de Gonzalo Castro al lateral de la portería que ponía el 2-0 en el marcador.

Inicialmente Kiessling se llevó las manos a la cabeza mientras el balón se iba desviado y pareció confuso cuando el árbitro concedió el gol y sus compañeros corrieron a celebrarlo.