15 de septiembre de 2013 / 07:51 p.m.

Puebla se quedó a unos cuantos minutos de conseguir una nueva victoria en la cancha del Cuauhtémoc, sin embargo una pena máxima sobre el finiquito del cotejo, obligó a los Camoteros a repartir puntos, tras igualar a uno con los Diablos Rojos del Toluca en el cierre de la Jornada 10 del Apertura 2013, que se vivió bajo una pertinaz llovizna en territorio angelopolitano.

La polémica hizo acto de presencia tras la irregular actuación del silbante, Jorge Antonio Pérez Durán, que dejó muchas dudas a los asistentes, luego de marcar un penal que decidió revocar, para más tarde hacerlo efectivo, abriendo la puerta a los escarlatas que se marcharon con la tranquilidad del deber cumplido.

En esta ocasión, pese a verse sorprendidos en el arranque con los embates de los mexiquenses que no fructificaron, los de La Franja fueron los primeros en inquietar la cabaña contraria con sensación real de peligro, luego de que la combinación entre Carlos Sánchez y Matías Alustiza, al 8, concluyó con el esférico en las redes, pero la posición adelantada del ariete argentino, impidió el festejo.

La respuesta contraria tardó en llegar, y fue al 18, cuando Edgar Benítez a nada estuvo de inaugurar el tanteador, sin embargo la valentía del arquero local, Jorge Villalpando, fue suficiente para contener al fondo, lo que la afición habría de agradecer, pues la jugada resultó clave en las aspiraciones de los locales.

Y es que tras un par de intentos, por cortesía de Alustiza y DaMarcus Beasley, Puebla abrió el cerrojo rival mediante un cobro en tiro libre, que al 45, tuvo a bien ejecutar el contención, Diego de Buen, que favorecido por un ligero desvío de la barrera y a las condiciones del campo, encontró el 1 por 0 que era alentador para los pupilos de Rubén Omar Romano.

Ya en el complemento, Toluca movió piezas para equilibrar la balanza, lo que cerca estuvo de conseguir, cuando al 52, un tiro libre de Pablo Velázquez, rechazado por Villalpando, fue conectado por Paulo Da Silva, que cimbró el poste derecho de los poblanos, que así sufrieron el primer aviso de los "pingos".

Un minuto más tarde, al 53, el silbante central decretó una falta de Óscar "Kevin" Rojas sobre Benítez para marcar la pena máxima, que segundos después, corrigió con la asesoría del abanderado, lo que generó molestia en el timonel foráneo, José Saturnino Cardozo, que no daba crédito a lo sucedido.

Ello derivó en un choque mucho más movido con aproximaciones de ambos bandos, en lo que se perfilaba para un nuevo triunfo poblano, sin embargo, ya al 89, una barrida en el área del propio Óscar Rojas, en la que alcanzó a tocar el balón con la mano, fue marcada como penal, mismo que Toluca no desaprovechó.

Tocó el turno al guardavallas, Alfredo Talavera, encarar a Villalpando para engañarlo con un potente disparo que se tradujo en el 1 por 1 final que a pocos dejó satisfechos, sobre todo a los del Puebla que siguen bajo el yugo de los Diablos Rojos en lo que a resultados en torneos cortos se refiere.

Edgar González