17 de diciembre de 2013 / 05:53 a.m.

Justin Tucker convirtió el gol de campo más largo en su carrera, de 61 yardas a 38 segundos del final, para dar a los Ravens de Baltimore el lunes una victoria de 18-16 sobre los Lions de Detroit, en un duelo con implicaciones de playoffs.

El gol de campo final de Tucker pasó por la parte derecha interna y apenas tuvo la distancia necesaria, ocho días después de que el pateador de Denver Matt Prater rompiera el récord de NFL con uno de 64 yardas.

"No le pegué de lleno, pero lo suficiente", dijo Tucker. "Sólo me alegra de salir de aquí con una victoria en un momento en que el equipo necesita una".

El safety novato Matt Elam, de los Ravens, selló el triunfo con una intercepción —la tercera de la noche para Matthew Stafford.

Las tres intercepciones de Stafford se dan luego de una tendencia problemática para la franquicia.

El quarterback suma 12 intercepciones en sus últimos cinco juegos. No es coincidencia que los Lions han logrado recuperarse de esas fallas lo suficiente para ganar sólo uno de esos juegos durante la mala racha.

"Esto es costoso, sin duda", dijo el coach de Lions, Jim Schwartz. "Tuvimos el control y ahora necesitamos ayuda. Tenemos que sumar dos victorias y dejar que el resto de ajuste".

Stafford lanzó un pase de touchdown de 14 yardas a Joseph Fauria con 2:21 minutos por jugar, dando a Detroit ventaja de 16-15. Pero los Lions no lograron capitalizar la conversión de dos puntos ni evitar que Baltimore dejara listo el escenario para el sexto gol de campo del partido por parte de su sensacional pateador, quien no ha fallado en 33 intentos.

"Definitivamente este no fue mi mejor partido", reconoció el quarterback de Detroit.

Stafford conectó 18 de 34 pases para 235 yardas con un touchdown y tres intercepciones —aumentando a 10 su total en cinco juegos.

Los Ravens (8-6), campeones defensores del Super Bowl, tienen hasta ahora un puesto como comodín de la Conferencia Americana tras su cuarta victoria seguida.

Detroit (7-7) vio afectadas sus oportunidades de playoffs al perder cuatro de sus últimos cinco encuentros.

AP