21 de junio de 2013 / 12:53 p.m.

Monterrey • Luego de ser sacado a empujones de una cantina, un hombre resultó lesionado al ser atacado en dos ocasiones por un sujeto que lo despojó de su dinero en el centro de la ciudad.

Los hechos ocurrieron cerca de la media noche, en el cruce de la calle Reforma y la avenida Bernardo Reyes, frente a la cantina Bakará.

El lesionado, de aproximadamente 30 años de edad, vestía un pantalón de mezclilla en color azul, playera en color café, tenis en color blanco, estaba boca arriba y sobre una alcantarilla.

Al lugar acudieron elementos de la Policía Regia, quienes al obtener información sobre el presunto delincuente trataron de ubicarlo, pero éste logró darse a la fuga.

Paramédicos de la Cruz Roja de Monterrey acudieron hasta ese punto de la ciudad de Monterrey y al aplicarle los primeros auxilios a la víctima, establecieron que este presentaba un severo golpe en la cabeza.

La víctima quedó tirado entre la orilla de la banqueta y una alcantarilla, donde fue colocado por los socorristas en una camilla rígida.

Minutos después, el lesionado fue llevado hasta una de las ambulancias y trasladado de urgencia al hospital Universitario, donde quedó internado para su mejor atención médica.

De acuerdo a las investigaciones y en base a la declaración de varios testigos, el desconocido se encontraba en el interior de la cantina.

Pero debido al estado de ebriedad en que se encontraba, fue sacado a empujones por dos guardias del lugar, los cuales lo dejaron sobre la banqueta.

Minutos después y tras lograr reincorporarse, el afectado se recargó en la pared del negocio, pero fue en ese momento que pasaba por el lugar un sujeto alto, calvo y vestido de pantalón de mezclilla y una playera en color blanco.

El delincuente, el cual calzaba tenis en color rojo, lo atacó a golpes y lo despojó de sus pertenencias; pero lo más insólito fue que el sujeto regresó minutos después y una vez más lo agredió a puñetazos.

En esta ocasión, el desconocido lo empujó y provocó que al caer se golpeara la parte posterior de la cabeza contra la orilla de banqueta y quedara inconsciente.

Varios patrulleros de la Policía Regia, se desplegaron por varias calles de la ciudad, pero el desconocido logró darse a la fuga, sin que hasta el momento haya sido ubicado.

MARCIAL PASARÓN