LETICIA FERNÁNDEZ Y ANA CECILIA MÉNDEZ
8 de junio de 2013 / 08:22 p.m.

México • El ex ministro Genaro Góngora Pimentel no visitó a sus hijos durante el tiempo que su ex pareja Ana María Orozco Castillo estuvo presa y que ayer por la tarde salió de la cárcel, absuelta del delito de fraude genérico, declaró el abogado Jesús Mora Alardizábal.

La jueza 69 de lo Penal, Nelly Ivonne Cortés, estableció en su resolución final que Orozco Castillo es inocente del delito de fraude, al considerar que no había elementos de prueba suficientes para emitir una condena, por lo que ordenó su inmediata excarcelación.

En ese sentido, el abogado de Orozco Castillo, Jesús Mora Alardizábal, explicó en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva que Margarita Castillo y María Verónica Orozco, abuela y tía de los menores, respectivamente, fueron las encargadas de ejercer la guardia y custodia mientras que la madre permanecía en prisión.

—¿El ministro los ha visto a lo largo del año?

—Pues no, no, no ha acudido a vistar a los niños.

—¿Ni una vez, abogado?

—No.

—¿Ni una sola vez en el año?

—No ha acudido al domicilio de Nezahualpilli.

En los próximos días, tanto la parte acusadora como de defensa presentarán ante el juez segundo de lo familiar un convenio en el que se establece un régimen de visitas y convivencia para el padre (Góngora Pimentel), atendiendo el bienestar de los menores.

El abogado agregó que se incrementará la pensión alimenticia para los menores David y Ulises, y que la casa de Xochimilco quedará a nombre de Orozco Castillo, tal y como está estipulado actualmente.

"Muy contenta"

Tras salir del penal de Santa Martha Acatitla, cerca de las 19:00 horas, Orozco Castillo dijo estar muy contenta porque podrá encontrarse nuevamente con sus hijos.

Explicó que desea llegar "a un acuerdo justo" con su ex pareja, con el fin de que pueda cubrir todas las necesidades de sus hijos, incluidas las terapias, ya que los menores padecen autismo.

Sobre eso, Mora Alardizábal puntualizó que la pensión alimenticia pasará de 50 mil a 80 mil pesos mensuales.

El 7 de junio de 2012, Orozco Castillo fue detenida por elementos de la Policía de Investigación, tras una denuncia presentada ante el Ministerio Público por el ex funcionario de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, luego de la compra de una casa en la delegación Xochimilco.

De acuerdo con el expediente, la mujer recibió de su entonces pareja sentimental la cantidad de 2 millones de pesos para adquirir el inmueble, pero la puso a su nombre en lugar de adjudicar la propiedad a sus dos hijos.

Al enterarse, Góngora Pimentel presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del DF por el delito de fraude genérico, lo que derivó en una orden de aprehensión girada por un juez penal y el posterior encarcelamiento de Orozco Castillo.

A la disputa entre el ex presidente de la SCJN y su ex pareja se sumó la custodia de sus hijos. En el transcurso de este proceso, Góngora Pimentel denunció a Orozco Castillo por violencia intrafamiliar, pues a su juicio, los niños eran víctimas de maltrato.

Sin embargo, en días pasados, la Procuraduría capitalina informó que la acusación quedaba sin efectos ante la imposibilidad de comprobar el ilícito.