22 de noviembre de 2014 / 02:44 p.m.

Monterrey.- El Internet y prácticamente todos los sitios que visitamos se financian a través de la publicidad.

Es un mal necesario para la subsistencia de todas nuestras páginas de internet favoritas.

La publicidad no es nada nuevo, pero muchos usuarios piensan, que la cantidad de anuncios que plagan la red, en especial los que están diseñados para saltar al frente de la pantalla al entrar a un sitio o aparecer de la nada cuando se da clic en una opción o los que abren pestañas en tu navegador sin pedir permiso, son una imposición al usuario que raya en el abuso. Muchos parecen y son trampas diseñadas para obligarnos a ver información que no nos interesa.

Algunas empresas ya ofrecen versiones premium de sus páginas para ahorrarte los anuncios, pero la red es tan grande que es casi intransitable  para los que no quieren ver publicidad de ningún tipo.

Google esta probando un sistema de suscripción para navegar sin anuncios. Se llama Contributor y funciona de la siguiente manera: los sitios de internet se registran con Google, que cobra una cuota mensual a los suscriptores para acceder a versiones sin publicidad de dichos sitios. Un porcentaje del pago va para Google y otra para las páginas. De esta forma la red se sigue financiando, pero los usuarios se evitan el bombardeo constante de anuncios de Viagra.

Una paradoja en esta búsqueda de internet sin publicidad es que si funciona, muchos anunciantes dejarían de anunciarse y cuando eso suceda, qué caso tendría seguir pagando la suscripción, aunque es evidente que esa utopia es muy improbable.

FOTO: Google

MATEO AGUILAR