MMDEPORTES
2 de mayo de 2014 / 06:57 a.m.

Gordon Banks, ex portero nacido en Inglaterra el 20 de diciembre de 1937.

A los 20 años debutó como futbolista en el Chesterfield de la tercera división de su país. Pero sólo siete meses después firmó un contrato con el Leicester por siete mil libras esterlinas.

Con este equipo tuvo buenos momentos. Su mejor logro aquí fue en la final de la Copa de la Liga de 1964 cuando la ganó. Y sus derrotas más dolorosas fueron en la Copa de Inglaterra contra Tottenham en 1961; y frente al Manchester United dos años después.

En 1967, a los 29 años de edad, Banks fichó por el Stoke City, con el que totalizó 246 partidos en cinco años, colaborando para la conquista del único título que ha alcanzado el club hasta la fecha: la Copa de la Liga de 1972.

Pero sin duda sus hazañas como guardameta de su selección fueron las que lo marcaron como una de las leyendas del futbol mundial.

Gordon debutó con Inglaterra en 1963. Tres años después participó en el Mundial de 1966 en tierras británicas, donde tardó 442 minutos, exactamente hasta el final de la semifinal contra Portugal, en ceder su primer gol. Fue una racha de siete partidos con la portería en cero a la que puso fin un penal de Eusebio, y un récord inglés que todavía permanece intacto.

En la final se coronó frente a Alemania Federal, con lo que los ingleses lograron su primer y hasta ahora único título mundial en su historia.

Curiosamente el medio futbolero recuerda más a Banks por una famosa atajada antes que el título mundial del 66'.

Esta sucedió en la Copa del Mundo de México 1970. El guardameta mantuvo su puerta en cero en dos de los tres partidos de la fase de grupos, y protagonizó la "Atajada del Siglo" en la derrota por 1-0 ante el Brasil de Pelé.

Fue en el Estadio Jalisco ante unos 67 mil aficionados, Gordon se tiró con todo el cuerpo hacia su derecha, arqueó el brazo hacia atrás y con el pulgar levantó milagrosamente hacia el travesaño el balón. Sin duda, muchos la han considerado la atajada más famosa de la historia de este deporte.

Aquí la atajada:

A la postre fue nombrado por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol (IFFHS) como segundo mejor portero del siglo XX, por delante de Dino Zoff, Sepp Maier y Ricardo Zamora, y sólo superado por Lev Yashin.

Curiosidades

*El propio Gordon Banks admitió tiempo después que prácticamente no tenía la más mínima probabilidad de atajar aquel cabezazo de 'O Rei'.

Gordon ha sido sincero a lo largo de su vida, manifestando: "La gente no se acordará de mí porque gané un Mundial, sólo me reconocerá por la parada a Pelé, de tan grande como fue. Nadie me habla de otra cosa que de aquella parada".

El propio Pelé confesó: "Desde el preciso instante en el que rematé, estaba seguro de que era gol. Ya había empezado a saltar celebrándolo cuando miré para atrás y comprendí que el balón no había entrado. No podía creérmelo. Yo marqué un gol, pero Gordon Banks lo paró. Ha sido el mejor jugador defensivo de la historia".

*Hasta los 18 años de edad Banks seguía trabajando como albañil en su natal ciudad Sheffield.

*Banks no pudo jugar los cuartos de final contra la República Federal de Alemania en 1970, luego de haber ingerido cerveza en mal estado. "De todos los jugadores que podíamos haber perdido, hemos tenido que quedarnos sin él", se lamentó su técnico de ese entonces, Alf Ramsey.

Aquí el resumen cuando quedó campeón del mundo: