18 de mayo de 2013 / 02:37 a.m.

Chihuahua • Luego de poner en marcha un plan de profesionalización de los cuerpos policiacos del estado de Chihuahua, el gobernador, César Duarte Jáquez, presentó a los primeros 245 policías acreditables que se graduaron este viernes para combatir a los grupos delictivos que operan en esta entidad.

Destacó que la graduación de los agentes especializados que fueron preparados en la Escuela Estatal de Policía, representa la certeza de contar con una policía más preparada para garantizar la seguridad de la sociedad chihuahuense.

Durante el discurso que ofreció en esta ceremonia, comprometió el trabajo de su gobierno para garantizar “desde todos los frentes” la seguridad social, no solo con la persecución y castigo de los delincuentes, sino con una política de prevención del delito.

“La formación de estos embriones empezará a dar resultados de inmediato en las investigaciones, seguimiento del delito y procuración de justicia, pues sus elementos son jóvenes profesionistas que han cumplido plenamente con las certificaciones de confianza”, apuntó.

Se indicó que los 245 elementos de la fuerza de élite que entró en operación este viernes, está conformada por 137 agentes de la Policía Estatal Acredítale, 35 Policías Preventivos de diversos municipios que capacitó la Fiscalía General del Estado y 73 agentes especializados del diplomado en Gestión Administrativa.

Al resaltar que la meta de su gobierno es profesionalizar a todos los elementos policiales de la entidad, dijo que en este proyecto se incluye a los custodios de los penales, con el propósito de buscar su superación académica y mejores condiciones salariales.

Igualmente contarán con mejores niveles de vida para ellos y sus familias, “en especial, con créditos de vivienda que se pagarán con su buen comportamiento e historial de servicio limpio”, manifestó el gobernador chihuahuense.

“Asimismo, los agentes policiacos deben contar con el armamento y equipamiento necesarios para el cumplimiento de su labor, pero en reciprocidad, la sociedad debe mantener la cultura de la legalidad”, consideró el jefe del Ejecutivo estatal.

En el marco del evento homenajeó a tres agentes de Grupo Antiextorsión de Ciudad Juárez que cayeron en cumplimiento de su deber y recordó que al inicio de su gestión fue necesario “poner la casa en orden” para recuperar la confianza de la sociedad en la autoridad.

“En esa tarea se logró el trabajo coordinado de los poderes del estado y con la ley en la mano se transformó la justicia en Chihuahua”, expresó en su discurso, no sin antes agradecer la confianza y el apoyo que brinda el Ejército y la Policía Federal para combatir a los grupos delictivos que operan en esta entidad.

Por su parte, el fiscal general del Estado, Carlos Manuel Salas, consideró de gran trascendencia la graduación de los agentes policiales, “porque a los egresados les da sentido de pertenencia, rumbo a su institución y a su propia vida”.

“En este curso participaron elementos de los municipios de Nuevo Casas Grandes, Saucillo, Meoqui, San Francisco de Conchos y Guachochi, y se capacitó al primer grupo de investigadores acreditados en nuestro país”, destacó Salas.

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO